Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una agencia de La Pineda deja tiradas a varias familias que habían pagado un crucero

Tres matrimonios de Tarragona acusan al responsable, que lo achaca a «una confusión». Les devolvió el dinero, 4.500 euros, tras mucha presión, pero se quedaron sin vacaciones

Raúl Cosano

Whatsapp
El local de la agencia de La Pineda. Tres familias iban a hacer un crucero por el Mediterráneo pero finalmente no han podido.  Foto:  Alba Mariné

El local de la agencia de La Pineda. Tres familias iban a hacer un crucero por el Mediterráneo pero finalmente no han podido. Foto: Alba Mariné

Iba a ser uno de los viajes de sus vidas. Un crucero por el Mediterráneo, con salida desde Barcelona y llegada a Malta, pasando por puertos de Francia o Italia. La experiencia iba a durar siete días, de domingo a domingo. Ahora mismo, de hecho, deberían estar disfrutando de ella; a un precio, además, muy asequible, prácticamente una ganga. Un matrimonio y sus dos hijos, 1.700 euros. Otro, con un hijo, 1.500. Otra pareja sin hijos, 1.300. Tarifas «del mes de octubre pero para finales de julio», como les prometió la agencia. A priori, todo un chollo que se ha convertido en una pesadilla. 

Melanie Tours, una agencia de viajes de La Pineda, ha dejado en tierra al menos a tres familias de Tarragona que deberían estar embarcadas por Costa Cruceros. Finalmente, después muchas evasivas del responsable de la empresa y, tras presiones de última hora, pudieron acceder a la devolución del dinero, unos 4.500 euros en total, pero se han quedado sin su crucero planificado. «De momento somos tres familias afectadas, pero por lo que se ve puede haber más gente», cuentan ellos, aunque la agencia de viajes lo niega. 

Una reserva hecha... y no pagada
En un principio, el pasado domingo deberían haber partido desde Barcelona con Costa Cruceros. Las sospechas de que algo no iba bien comenzaron el pasado jueves. «Llamé para pasar las matrículas para el parking y empezó el lío. Nuestro crucero salía el domingo y nos decía que no, que era uno que iba a salir el sábado», cuenta Paco, un afectado: «Ahí empezamos a enfadarnos un poco, comenzaron las cosas raras».

«Dimos el dinero y luego vimos que la reserva no constaba como pagada. Nos dieron largas hasta el último momento», explica Paco, uno de los afectados

Paco, según expone, telefoneó a Costa Cruceros. «Me dijeron que sí estaba hecha una reserva, pero no pagada, cuando nosotros habíamos dado el dinero ya desde hacía tiempo. Eso a dos días de que saliera el barco», aclara. «A partir de ahí el dueño empezó a ponernos excusas, una tras otra. Que si nos iba a mirar para ir con Pullmantur, que no nos preocupáramos, que fuéramos haciendo las maletas, que nos íbamos a ir en realidad el lunes...», relata este afectado, que siguió indagando: «Llamé a Pullmantur y me dijeron que no se había hecho ninguna reserva. Me harté y le dije a él: ‘Deja ya de jugar con nosotros, di la verdad, di que te has cargado el crucero’». «No decía nada concreto y nosotros, con unos nervios que ni te imaginas...», se sincera Juan, otro pasajero en tierra. Lamentan que fuera «mareando la perdiz hasta última hora». 

Las familias se plantean denunciar. El encargado dice que son los únicos afectados

Se quejan, asimismo, de que les fuera «dando largas». «Ni nos cogía el teléfono, nos tenía bloqueados», explica Paco, que denuncia un sinfín de justificaciones: «Nos decía barbaridades. Que le había engañado una comercial que trabajaba con él y que se había llevado el dinero». 

Entre medias, según el relato de los perjudicados, pidieron opinión a Costa Cruceros en una nueva consulta por su cuenta. «Nos dijeron que no querían trabajar con él», cuenta Paco.

La desesperación les llevó a plantarse delante de él el lunes por la mañana y a presionarle para que les devolviera el dinero, algo que lograron después de mucha insistencia e incluso de hacer guardia ante la oficina. «Finalmente, fue al cajero, sacó el dinero y nos lo devolvió, pero nos habíamos quedado ya sin viaje», cuentan los afectados que, según explican, hay más personas que pueden estar en esa situación. «Justo en el bar de al lado de la agencia nos dijeron: ‘¿Qué? ¿De vacaciones? Ya veremos, ¿no? Como vosotros hay muchos más’». 

El responsable de Melanie Tours niega que haya más afectados y lo achaca todo a una «confusión», según explica Juan Barberá: «Éramos nuevos y por eso hemos tenido una confusión. Han sido los únicos clientes a los que les ha sucedido esto. Se les ha hecho la devolución. No hemos podido hacer nada». Barberá sigue explicándose: «Intentamos hacerles un precio súper ajustado, tan ajustado que no pudo ser. Ha sido un error de gestión. Yo he tenido que asumir el gasto que me ha supuesto y les devolví el dinero»

«Fue por hacerles esos precios»
El máximo responsable niega que estuviera dándoles largas a los afectados: «Yo estaba intentándolo solucionar de todas las maneras posibles, hasta el último momento. Hubo un lío con la operadora. A mí una persona me dijo que tenía que hacerlo de una manera y lo entendí mal. Todo fue por querer hacerles esos precios de septiembre en esta época». 

«Éramos nuevos y ha sido un error de gestión. Les hemos devuelto el dinero», asegura Juan Barberá, el responsable de la agencia

Las familias no esconden su enfado. «No hemos denunciado porque hemos podido recuperar el dinero pero planteamos hacerlo para que no le pase a más gente», anuncian, y se quejan de las formas: «Nos duele la falta de escrúpulos. Estaban dispuestos a engañarnos hasta el último día. Hasta el final se reían de nosotros». «Habíamos pedido vacaciones y ahora las hemos tenido que cambiar. Nos ha hecho polvo», sentencian.  

Barberá aclara que Melanie Tours sigue trabajando con normalidad y sin ninguna incidencia en la organización y planificación de viajes durante este verano. 

Temas

Comentarios

Lea También