Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Territorio y vino: un conjuro para los cinco sentidos

Experiencias. Las bodegas de la provincia permiten vivir en primera persona la vendimia y disfrutar de maridajes gastronómicos

Sílvia Fornós

Whatsapp
La bodega Herència Altés celebrará la iniciativa ‘Verema Solidària’. FOTO: Ccedida

La bodega Herència Altés celebrará la iniciativa ‘Verema Solidària’. FOTO: Ccedida

Paseos entre viñedos, catas de vinos y maridajes gastronómicos son algunas de las propuestas que, durante la campaña de la vendimia, complacen los cinco sentidos. Las bodegas de la provincia presumen del entorno privilegiado que les rodea, y brindan un trato familiar y cercano. 

Territorio, vino y responsabilidad social se hermanan en la Verema Solidària (www.veremasolidaria.org), una iniciativa que este año visitará por primera vez las demarcaciones de Tarragona y Lleida. Herència Altés (Terra Alta); el Celler d’Scala Dei (Priorat), Heretat Mascorrubí (Alt Camp) y Xic’s Cal Borrech (Figuerola d’Orcau) en la ruta de los Costers del Segre son las bodegas que realizarán vendimias solidarias para recaudar fondos para la asociación Quilòmetre 0 y la Fundació Albafutur. La cita en la bodega Herència Altés será el sábado 7 de septiembre, mientras que en el Celler d’Scala Dei se celebrará el día 14; en Xic’s Cal Borrech el día 22, y en Heretat Mascorrubí el 6 de octubre. «Colaborar en una iniciativa solidaria es necesario y entre todos tenemos parte de responsabilidad», afirma Núria Altés, propietaria del Celler Herència Altés, de Gandesa. 

La campaña de vendimia en Herència Altés. FOTO: Cedida

«Tras recibir a los participantes, un centenar de personas, vendimiaremos uva garnacha blanca y nos dirigiremos a la bodega. Allí habrá un showroom de bodegas de la DO Terra Alta amenizado con música. El colofón será una cena solidaria y la actuación de Èric Vinaixa», detalla Núria Altés. La jornada solidaria se despedirá al ritmo de música en vinilo de los 80 y 90. «Es una iniciativa de territorio», recalca Núria Altés, porque estarán presentes ocho bodegas más de la comarca: Celler Rialla, Cellers Tarroné, Celler Batea, Cellers Mariol, Celler Xavier Clua, Vins del Tros, Celler La Furtiva y Celler Bàrbara Forés. Más allá de esta actividad, Herència Altés trabaja por acercar el enoturismo al público familiar, «porque -explica la propietaria- conocer los viñedos y una bodega es descubrir la historia romántica que envuelve el territorio». 

Viticultores por un día 
Las experiencias enoturísticas son excepcionales en esta época del año, para «vivir en primera persona la vendimia y conocer algo más la bodega y el mundo vinícola», destacan desde el Celler Masroig. «Visitamos una de las fincas donde se esté vendimiando para conocer el trabajo de los viticultores. Seguidamente, vemos la llegada de la uva a la bodega y visitamos las instalaciones», detalla Marta Anguera, responsable de enoturismo y comunicación de la bodega. Como novedad, la actividad finaliza con un esmorzar de pagès elaborado con productos locales, junto a una cata de vinos, mosto y aceites. «Es una experiencia única, divertida y enriquecedora», detalla. 

El Celler Masroig organiza la actividad ‘Viu la verema’. FOTO: Cedida

El Celler Masroig también permite adentrarse en los viñedos y conocer su fruto. «Proponemos un paseo que incluye una degustación de las variedades de uva con las que trabajamos», explica Marta Anguera, y destaca que «en la actividad también pueden participar niños». La propuesta acaba con la visita a las instalaciones de la bodega centenaria y una cata de vinos, mosto y aceites. 

Vendimia en compañía
En el Celler Clos Galena (Priorat), el periodista Xavier Graset, el actor Lluís Marco y la actriz Montse Guallar compartirán la experiencia de vendimiar en los viñedos donde nace el Formiga Vellut, el vino catalán que fue escogido en el año 2017 para servirse en la cena de los Premios Nobel celebrada en Suecia. El sábado 14 de septiembre será el turno de Xavier Graset, el 21 de septiembre estará Lluís Marco y el 5 de octubre participará Montse Guallar. La actividad se suma al catálogo de visitas con catas de vinos y aceite y experiencias como los teambuildings, entre otras, que ofrece la bodega. «Desde Clos Galena se entiende que el enoturismo es una actividad cultural y gastronómica que gira en torno a la cultura del vino, creando sinergias y mostrando la riqueza paisajística de toda la zona que nos rodea. Una oportunidad para que los amantes de los vino puedan viajar al corazón del Priorat» afirma Merche Dalmau, propietaria del Celler Clos Galena. 

Merche Dalmau, propietaria del Celler Clos Galena, y la actriz Montse Guallar con la que se podrá compartir la experiencia de la vendimia el próximo 5 de octubre. FOTO: Cedida

De la tierra al paladar
El alma del enoturista también late al compás de la gastronomía. Cualquier excusa es buena para ‘picar y pecar’. Esta es la iniciativa ideada por el Hotel-Hostal Sport de Falset. «Estén o no alojados en el hotel, queremos ofrecer la posibilidad a quienes visitan la comarca de maridar vinos de la DOQ Priorat y la DO Montsant con diferentes creaciones culinarias», detalla Marta Domènech, gerente del negocio. Croquetas de vino rancio, queso de cabra de Colldejou, caracoles de montaña o el tradicional postre de miel y requesón son algunos caprichos que se pueden saborear.  

‘Pica i peca’ marida vinos y gastronomía en el Hotel-Hostal Sport. FOTO: Cedida

Maridaje de historia 
Por su parte, el Celler de Capçanes (DO Montsant) estrenará en octubre distintas actividades. La primera es una visita con maridaje de vinos y quesos, dos alimentos esenciales de la gastronomía. «Maridaremos los vinos de la Nit de les Garnatxes con cuatro quesos que hemos elegido junto con Jordi Bertran, afinador de quesos propietario de la empresa Xerigots de Vilafranca del Penedès», explica Anna Casabona, delegada comercial en el Celler Capçanes y sommelier. 

La segunda iniciativa es una visita que fusionará historia y cultura, con el mundo del vino. «Primero se visitarán las pinturas rupestres de Capçanes y después las instalaciones de la bodega», explica Anna Casabona. La guinda será una cata de los vinos de la bodega que hacen referencia a las pinturas rupestres en su etiqueta. «Se trata de Sense Cap, que muestra una de las figuras más emblemáticas del conjunto rupestre, un toro sin cabeza; y Cap Sentit, con un dibujo de dos hombres luchando o cazando», describe Anna Casabona.

Una experiencia más para disfrutar del territorio, la tradición y el vino. 

Temas

Comentarios

Lea También