«Tener un buen plan reduce el pánico y potencia la seguridad»

El físico de la URV Álex Arenas destaca la importancia del plan
de acción contra el coronavirus que presentó ayer la Generalitat

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
El patio ya no será tan masificado como antes, estará delimitado por vallas y marcas en el suelo. FOTO:  ALFREDO GONZÁLEZ

El patio ya no será tan masificado como antes, estará delimitado por vallas y marcas en el suelo. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Las nuevas medidas que protagonizarán la vuelta al cole del 14 de septiembre no serán suficientes para aliviar la incertidumbre y el respeto de muchas familias que vislumbran con temor el retorno a las aulas. El miedo al coronavirus es una realidad que afecta a toda la sociedad y los colegios no van a ser escenarios que se escapen de ello.

El físico Àlex Arenas, del grupo de investigación Alephsys Lab de la Universitat Rovira i Virgili, se volvió viral con un hilo suyo en Twitter en el que explicaba algunas medidas que él impondría para pelear contra el coronavirus en el regreso de los colegios. El físico no duda en resaltar la importancia que tiene para la sociedad el retorno a las aulas: «Todavía queda mucho por hacer y estamos ante la fase más peligrosa de la pandemia y nos enfrentamos al reto de ver qué pasará con los rebrotes».

Para Arenas, es clave hacer pruebas PCR masivas a todo el personal de los colegios. «No podemos comenzar el colegio con ningún infectado. «Son muchas personas entre personal y profesores y eso significa que habrá que hacer pruebas de PCR agrupadas», afirma.

Para el físico, el plan de acción que presentó ayer la Generalitat resulta clave para tranquilizar a las familias: «Una de las consecuencias de tener un buen plan es que a la gente le quita el pánico y le da seguridad. Cuando tengamos todo por escrito será más fácil que las familias pierdan el pánico, aunque no la prudencia, y lleven a sus hijos al colegio con seguridad. No se puede garantizar a ningún padre que no habrá un rebrote en su colegio, pero sí cómo se actuará».

Jean-Marc Segarra, responsable dels serveis d’Educació de la Generalitat en Tarragona, coincide en la importancia de que el miedo no se apodere de los colegios: «Intentaremos estar a la altura y funcionar como un reloj suizo para que no se genere alarma social. Tendremos que aprender a vivir y actuar con rapidez en caso de que se detecte un caso». El objetivo es claro y es el reto que se han marcado para el próximo curso escolar: «Tienen que haber medidas de seguridad para intentar no comernos el proyecto educativo. Tenemos que intentar hacer el máximo de clases presenciales».

Incertidumbre en las familias

Para ello será clave el Plan de acción que presentó ayer la Generalitat y que «permitirá tener todo a punto de cara al 14 de septiembre». En todo caso, el responsable dels serveis d’Educació de la Generalitat en Tarragona entiende la incertidumbre que vislumbran las familias ante el retorno a las aulas: «Yo entiendo la inquietud de las familias, pero en realidad estamos todos así porque no hay vacuna. Nosotros haremos lo máximo posible para que los centros sean seguros, pero el riesgo cero es imposible».

Temas

Comentarios

Lea También