Tarragona triplica en un mes los ingresos en la UCI

Los enfermos en intensivos por Covid en la provincia se han disparado en el último mes y los pacientes totales hospitalizados se han duplicado, poniendo al sistema otra vez en alerta

Raúl Cosano

Whatsapp
Tarragona triplica en un mes los ingresos en la UCI

Tarragona triplica en un mes los ingresos en la UCI

«Notamos que la presión asistencial sube a cada día que pasa, cada vez hay más ingresos. Estamos preocupados por lo que puede venir», reconoce Tani Francesch, doctora especialista en geriatría y curas paliativas en el Hospital Joan XXIII de Tarragona. Con la atención primaria saturada desde hace meses en la provincia, los hospitales viven en una calma tensa agravada en las últimas semanas. En un mes, las hospitalizaciones por Covid-19 se han duplicado en Tarragona. A mediados de septiembre, a los pocos días de haber tenido lugar la vuelta al cole y el reinicio de la actividad laboral tras el verano, los ingresos se movían en torno a los 70. 

A partir de ahí, comenzó una escalada progresiva, pero incrementada especialmente en esta última semana, a partir del día 15 de este mes. De hecho, según la última cifra del Departament de Salut, en la provincia hay hospitalizados 145 pacientes, un dato que confirma que, también a nivel sanitario y asistencial, se encaran los momentos más difíciles desde que acabara la primera oleada, llegara la desescalada y se entrara en la nueva normalidad. El reflejo de la situación también se plasma en la afectación de aquellos cuadros más graves, ya sea por que impactan en población más vulnerable o por la propia virulencia del SARS-CoV-2. La cifra de ingresos en UCI se ha triplicado: de los 10 casos que había registrados el 18 de septiembre se ha pasado a los 28 de este miércoles, también el mayor dato de los últimos tiempos.

En el Ebre la plataforma DadesCovid reflejaba esta semana un total de 22 hospitalizaciones y siete en UCI, si bien hay que añadir a esa cifra seis positivos ingresados en Amposta, 25 en el Hospital de la Santa Creu o uno en Móra d’Ebre. 

Lejos de la tregua veraniega
Otros ejemplos de la situación epidemiológica para ilustrar el cambio de tendencia: en la semana pasada, del 12 al 18, hubo 71 ingresos en la provincia, ocho de ellos en la UCI. En la misma semana del mes pasado, tuvieron lugar 44 hospitalizaciones, y únicamente cuatro –es decir, la mitad– en intensivos. Por lo tanto, ha quedado atrás la relativa tranquilidad de los meses de verano y esa breve tregua. En una semana tipo de junio o julio, las hospitalizaciones por coronavirus no superaban las 10 en siete días, mientras que no solía haber prácticamente ingresos en la UCI.

Las dos regiones sanitarias de la provincia muestran dinámicas preocupantes. En el Camp de Tarragona, los ingresos semanales rondan actualmente los 60, aproximadamente, cuando hace un mes se movían en torno a los 35. En las Terres de l’Ebre se ha pasado de hospitalizar a la semana a unos cuatro pacientes a tener que hacerlo más de diez; balances, todos ellos, que han llevado ya a las autoridades a hablar sin ambages de estar ya en una segunda ola. 

Salut ya ha activado el plan de contingencia ampliando espacios sanitarios

Todo ello ha configurado una evolución negativa que ha vuelto a poner en guardia a los hospitales y a empezar a testar su planificación. Salut anunció esta semana un plan de contingencia que establece que, además de Joan XXIII y Sant Joan de Reus, también Santa Tecla volverá a tener ingresados en planta a pacientes de agudos por Covid. No obstante, los enfermos más críticos y que necesiten la atención de las unidades de cuidados intensivos seguirán siendo derivados al Joan XXIII y al Sant Joan.

Asimismo, en lo que a la atención intermedia sociosanitaria se refiere, para la que hasta el momento los centros de ingreso con Covid positivo eran el Hospital Sociosanitario Francolí, en Tarragona, y la parte sociosanitaria del Hospital Sant Joan de Reus, se habilitarán también los espacios sociosanitarios que la Xarxa Santa Tecla tiene a disposición en el hospital de El Vendrell y en la zona de Llevant de Tarragona. Esta semana, también los hospitales comarcales de Móra d’Ebre y Amposta volvían a acoger pacientes debido al incremento de ingresos y de brotes. 

Un virus fuera de control
«El 38% de las camas de UCI están ocupadas por pacientes Covid. Estamos trabajando de manera intensa para salvaguardar la actividad asistencial de los ciudadanos de Catalunya», decía esta misma semana Marta Chandre, subdirectora del CatSalut. De ahí las medidas drásticas y las restricciones aplicadas en ámbitos como la hostelería y la restauración. 
Las estadísticas muestran, pues, que el virus campa por las comarcas tarraconenses totalmente desbocado. En el Camp de Tarragona la tasa de PCR positivas respecto al total de las realizadas se ha disparado a 12,85%, cuando la OMS advierte de que una cifra superior al 5% indica que las cadenas de contagio no están bajo control. En las Terres de l’Ebre, el dato es algo mejor, pero igualmente excede el umbral recomendado: 7,94%.

Temas

Comentarios

Lea También