Tarragona Política

Tarragona destinará 400.000 euros en ayudas a los negocios paralizados por la Covid

El gobierno municipal anuncia que en noviembre pondrá en liza esta nueva linea de subvención para cubrir «gastos generales» de los establecimientos afectados por las últimas restricciones

Octavi Saumell

Whatsapp
El sector de la hostelería y la restauración es uno de los más afectados por las nuevas limitaciones para evitar contagios. FOTO: PERE FERRÉ

El sector de la hostelería y la restauración es uno de los más afectados por las nuevas limitaciones para evitar contagios. FOTO: PERE FERRÉ

El Ayuntamiento de Tarragona destinará 400.000 euros en ayudas para el tejido comercial y empresarial de la ciudad que ha visto paralizada –totalmente o parcialmente– su actividad a raíz de las restricciones decretadas por la segunda ola del coronavirus, que en los últimos días se ha recrudecido. Así lo anunció ayer durante el pleno municipal el concejal de Serveis Centrals, Jordi Fortuny (ERC), quien detalló que esta nueva línea de subvención irá destinada para los «gastos generales» de los establecimientos que, desde el pasado viernes día 16 de octubre, no pueden subir la persiana o que, si lo hacen, solo pueden hacerlo en la modalidad de take away.

Según el documento que están elaborando los técnicos municipales, y que se espera que tengan listo en dos semanas, los negocios que podrán acogerse a estas nuevas ayudas serán los restaurantes, las cafeterías, los bares, las salas de bailes, discotecas, los casinos de juego, los juegos de bingo, chocolaterías, heladerías, horchaterías, los salones recreativos y de juego y, finalmente, los salones e institutos de belleza. Los cálculos municipales son los de poder ofrecer estos recursos económicos antes de diciembre, ya que no será necesario llevar a votación del pleno municipal ningún nuevo modificativo de crédito porque las arcas municipales cuentan a día de hoy con la liquidez necesaria, lo que permitirá agilizar el calendario previsto.

Estos nuevos 400.000 euros se suman a los 350.000 que ya se pusieron en liza durante el Estado de alarma, así como los otros 150.000 que Ematsa destinó para bonificar el recibo del agua y los 100.000 para 24 proyectos culturales, lo que da una cifra global cercana al millón de euros. «Es complicado poder planificar cuando no se sabe qué es lo que pasará, pero tenemos claro que debemos estar al lado de los sectores afectados, ya que están viviendo un auténtico drama», afirmó ayer Fortuny durante el pleno telemático.

Una moción que no se cumplirá

De forma paralela, la sesión municipal de ayer, que se alargó por espacio de ocho horas, aprobó dos mociones de PSC y CUP para pedir el impulso de ayudas de distinto calibre para el sector comercial. La propuesta de la formación socialista se centró en «bonificar o subvencionar el 50% de la tasa de la recogida de la basura y el 100% de la de ocupación de la vía pública hasta junio de 2021 para los negocios de hostelería y la restauración». Este documento se aprobó con los 15 votos a favor de PSC, Ciutadans, Junts y PP y las abstenciones de ERC, Comuns y CUP. «Entendemos el espíritu, pero técnicamente no lo podremos aplicar, por esto no votamos a favor», recalcó ayer Fortuny. El concejal Berni Álvarez (PSC) también indicó en la presentación de la propuesta que «las ayudas anunciadas por la Generalitat, de 40 millones de euros para el sector, son del todo insuficientes» y pide vales municipales para «incentivar» el take away.

La segunda moción que se aprobó, con un apoyo de solo siete votos y 19 abstenciones, fue la cupaire, que pide al Estado que «suspenda el pago de hipotecas, de alquileres y de los suministros básicos», así como el recibo «de la cuota de autónomos», según indicó Laia Estrada, quien espera que los textos aprobados «no sean solo un brindis al sol».

En la misma linea se expresó Dídac Nadal (Junts), quien se mostró crítico con alguna de las medidas impulsadas por el Govern. «Cerrar la restauración y los centros de estética no ha sido justo. Las medidas para frenar los contagios deben ser homogéneas, de sentido común y planificadas. El Ayuntamiento ha de rebajar tasas e impuestos y activar acciones de dinamización inmediatamente», afirmó el portavoz

Francisco Domínguez (Cs) avaló las propuestas presentadas, ya que «no podemos cargarnos de un plumazo el modo de vida de familias y obligar a bajar la persiana de muchos negocios», por lo que «hay que facilitar medidas urgentes desde ya». Finalmente, José Luis Martín (PP) recordó que «llevamos pidiendo desde el inicio de la pandemia, en marzo, ayudas para el sector para este año y el 2021, que bonifiquen el IBI y la tasa de la basura y la exención de la tasa de ocupación publica. Seguimos esperando que el gobierno municipal elabore de una vez un plan de reactivación».

Temas

Comentarios

Lea También