Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Santa Tecla: Irse de copas y puros 
con los duros del abuelo

CrónicaA reventar. La Plaça del Rei se quedó pequeña para acoger a los que se dieron cita para cumplir, pesetas en mano, con la tradición

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
Santa Tecla: Irse de copas y puros 
con los duros del abuelo

Santa Tecla: Irse de copas y puros 
con los duros del abuelo

Cuenta Antonio, un vecino de la Terra Alta que ha venido a ver a unos amigos a Tarragona, que siendo un niño su abuela le dijo que no saliera de casa sin seis pesetas en el bolsillo y le obsequió con lo que para él era una pequeña fortuna. Desde entonces relata que, aunque ahora circule el euro, él siempre lleva unas pesetas consigo. Ayer alguien le comentó que, si tenía un duro (5 pesetas), podía cumplir con la tradición de obtener el ‘Café, copa i puro, per un duro’. Se fue entonces a la Plaça del Rei donde no pudo más que alucinar con la multitud.

El reparto de las 1.500 ‘kits’ de cafés, copas y puros, comenzó puntual, a las 17.30 h., pero dos horas antes ya había gente en la cola. Todo sin contar con los que ya habían ocupado el centro de la plaza mucho antes.

Uno de los atractivos de este acto, que se ha convertido en uno de los más multitudinarios de las fiestas, es conseguir la manera de hacerse con unos duros.

Saquitos de monedas

La familia de los Chanizo Martínez contaba que estaban allí gracias a los saquitos de monedas que tenía guardadas el abuelo que murió hace dos años.

Unos pasos más allá Domingo Roselló relataba que cuando se dio el salto al euro no quiso desprenderse de las pesetas. Cuenta, de hecho, que tiene algunas peculiares, como duros en billete muy antiguos.

La forma de conseguir los duros por parte de los más jóvenes, reconocían David, Gemma y Andrea, de 19 años, pasa generalmente por la generosidad de padres y abuelos.

No obstante, también hubo quien apeló a la solidaridad de la gente en las fiestas y les dio buen resultado. Es el caso de un grupo de diez amigos que se conocieron en un Erasmus y se reencontraron en Tarragona. Pidiendo a gente que no conocían habían llegado a recaudar ocho duros, incluidos unos que les dieron unos extranjeros que no se sabe de donde habrán sacado.

Lo cuenta Andrea, una de las amigas del grupo. Natural de O Grove, Galicia, llevaba una banda en la que hacía constar que ayer era su cumpleaños y que iba a celebrarlo en grande.

Despedidas de soltero

Pero este grupo no era el único que había aprovechado las fiestas para sus propias celebraciones. Era el caso de un grupo de amigos de Berga (iban todos con barretina) que llamaban la atención por el artilugio que llevaban.

Se trataba de un complicado mecanismo de maderas y cuerdas que permitía beber un vaso de Chartreuse sin tocarlo con las manos.

Otro grupo, esta vez de Castellón, se vino a hacer una despedida de soltera emulando a un equipo de atletismo.

Y no podía faltar, claro está, la colla festiva más visible e integradora de las fiestas, los amigos de la Festa per a tothom.

La música la puso la orquesta Versión Privada, con una música de todos los tiempos. La selección estuvo de lo más acertada, a juzgar por el hecho de que las almas que abarrotaban la plaza cantaban las canciones a voz en grito. El acto estuvo patrocinado por Chartreuse, Bodegas Torres y La Botiga del Café.

Comentarios

Lea También