Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Royal Caribbean se enamora de Tarragona

La firma norteamericana de cruceros, la segunda más importante del mundo, se estrenará el 2020 con cinco escalas y 21.000 cruceristas. A pesar de ello, las previsiones de llegadas y pasajeros son inferiores a este 2019 a consecuencia de las obras en el muelle de Balears

Diari de Tarragona

Whatsapp
FOTO: Port de Tarragona

FOTO: Port de Tarragona

Royal Caribbean, la segunda empresa de cruceros más grande del mundo, desembarcará por primera vez en Tarragona en 2020. Lo hará con 5 escalas y con una previsión de llevar a 21.000 pasajeros.

En términos globales el Port de Tarragona espera una reducción del número barcos y cruceristas para el año próximo a causa de las obras de ampliación del muelle donde se paran las naves, después de que este 2019 haya batido sus récords históricos.

Por la infraestructura han pasado 127.295 turistas, cerca de un 30% más que en 2018, repartidos en 62 cruceros, cinco más que el año anterior (57).

El alcalde de Tarragona, Pau Ricomà; el presidente del Port, Josep M. Cruset y la concejal de Proyección de Ciudad de Reus, Montserrat Caselles. FOTO: ACN

El presidente del Port de Tarragona, Josep Maria Cruset, se ha mostrado muy satisfecho por haber superado las expectativas y ha apuntado que el destino cada vez está más consolidada.

Royal Caribbean se espera que el próximo año lleve al Port de Tarragona 21.000 pasajeros en cinco escalas, hecho que supondría aproximadamente el 20% del volumen total de cruceristas que llegarían a Tarragona, estimados en 102.000.

La compañía norteamericana hará escala en Tarragona dentro de sus rutas de 7 y 14 días de los cruceros que pasan por las Canarias, islas griegas y Venecia, entre otras.

Para Cruset “es ilusionante” que una empresa de estas dimensiones apueste por la infraestructura y lo haga “con visión de futuro”. El presidente ha puesto en valor que la intención de la compañía es hacer un proyecto a medio-largo plazo.

Además, ha explicado que está teniendo un efecto multiplicador, puesto que desde que se ha sabido el desembarco de Royal Caribbean, empresas con las cuales hasta ahora el Port de Tarragona tenía problemas para negociar, ahora se interesan por el destino.

Desde el Port han calculado que el impacto económico directo de la llegada de la compañía será de unos 2,3 millones de euros.

Previsión a la baja por las obras

Cruset ha avanzado que para la temporada del 2020 se espera que haya un descenso del número de cruceristas, que bajarían de los 127.000 de este año a los 102.000 del próximo. La causa son las obras de ampliación del muelle de Baleares, donde se paran los cruceros.

Actualmente ya hay la aprobación técnica del proyecto que tiene que permitir incrementar hasta los 40.000 m2 la superficie operativa y poder tener cuatro cruceros parados al mismo tiempo. Las previsiones son que los trabajos empiecen en el primer trimestre de 2020 y que estén acabados en mayo del 2021.

Cuesta Cruceros, la empresa con más volumen de pasajeros en Tarragona, llevará 20 cruceros menos, entre ellos la ruta que empezaba y acababa en la ciudad. Una vez el nuevo muelle de Llevant esté a pleno rendimiento, las previsiones es que el número de pasajeros vuelva a ir al alza, como ha pasado los últimos años.

Con todo, el proyecto de cruceros 2019 ha generado un impacto económico de 9,7 millones de euros al territorio, según cifras del puerto. Son 2,4 millones más que en 2018.

Los cruceristas que han hecho escala en Tarragona principalmente se han quedado en la ciudad o han visitado zonas próximas, mientras que únicamente un 8% ha ido hasta Barcelona. La Tarragona romana, las playas, Reus, Poblet o PortAventura han sido los principales atractivos que han visitado durante el día de escala al puerto. Globalmente han hecho un gasto de 1,4 millones de euros, comprando recuerdos, productos gastronómicos, ropa o calzado.

Aparte, Cruset ha mostrado su satisfacción porque de los cruceristas que empiezan o acaban su trayecto a la ciudad, un 23% ha hecho una estancia de como mínimo una noche en Tarragona. De estos, un 70% se ha alojado en hoteles. Otro aspecto que se ha valorado positivamente por parte del Port y las instituciones es el grado de satisfacción de los turistas con el destino. La valoración global ha estado de 8,9 sobre 10. Elementos como la limpieza, el patrimonio, los museos, las equipaciones o la seguridad han recibido puntuaciones medianas superiores al 8,5.

Temas

Comentarios

Lea También