Tarragona Política

Ricomà y PSC pactan 75 cambios en la plantilla pese al ‘No’ de los sindicatos

La Junta de Personal lamenta la «falta de diálogo social» del gobierno municipal para aprobar las modificaciones

Octavi Saumell

Whatsapp
El gobierno municipal busca aprobar mañana las 44 modificaciones previstas en las cuentas, más otras 31 de nuevas. FOTO: PERE FERRÉ

El gobierno municipal busca aprobar mañana las 44 modificaciones previstas en las cuentas, más otras 31 de nuevas. FOTO: PERE FERRÉ

Geometría variable en toda su extensión. Esta es la estrategia que aplicará mañana el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà (ERC), para tirar hacia adelante un paquete de 75 cambios en la plantilla municipal que cuentan con el rechazo unánime de los seis sindicatos con representación en el Ayuntamiento –UGT, USOC, CSC Intersindical, CSIF, Asemit y SPL)–, así como de cuatro de las cinco formaciones de la oposición: Cs, Junts, CUP y PP.

Según ha podido saber el Diari, tras aprobar en diciembre los presupuestos de este año con los votos de Junts per Tarragona y la CUP, el gobierno municipal (ERC-Comuns) tienen previsto forzar en el pleno extraordinario de mañana –con el único apoyo del PSC– la aplicación de las 44 modificaciones de plazas y puestos de trabajo de la estructura municipal previstas en las cuentas, más otros 31 movimientos.

Jordi Fortuny (ERC): «Hablamos con todos los partidos y llevamos 4 meses negociando con los sindicatos. Si no se aprueba paralizamos el Ayuntamiento»

Se da la circunstancia de que en el pleno ordinario del pasado mes de mayo el ejecutivo de la Plaça de la Font ya planteó una relación de cambios parecida, pero más extensa. Hace dos meses, el edil de Serveis Centrals, Jordi Fortuny (ERC), logró la aprobación mayoritaria de los sindicatos, pero en cambio no obtuvo el apoyo político mínimo para avalar la propuesta, por lo que a última hora decidió retirar el documento del orden del día.

Ahora, en cambio, el gabinete de la Plaça de la Font no tiene el OK sindical pero, por otra parte, sí que cuenta con mayoría política, por lo que podrá aprobar unas modificaciones que, según el segundo teniente de alcalde, «servirán para muscular aquellas áreas del Consistorio que obtienen ingresos».

Sandra Ramos (PSC): «Avalamos la propuesta porque ya está prevista en el presupuesto y hay cosas urgentes a solucionar»

Así, en la relación de cambios que mañana pasan por el pleno destaca el refuerzo de departamentos como los de la Guàrdia Urbana, Inspecció, Llicències o Contractació. En total, son 44 modificaciones ya incluidas en las cuentas, además de otras 31 nuevas propuestas. La operación prevé la creación de 19 plazas libres y 16 de internas; la amortización de siete plazas; y la transformación de otra. Asimismo, se crearán 21 puestos de trabajo, se transformarán otros diez y se amortizará uno.

«El PSC vende a los trabajadores»

Pese a las palabras del segundo teniente de alcalde, la Junta de Personal –formada por todos los sindicatos del Ayuntamiento– envió el pasado martes un duro comunicado a los trabajadores de la corporación local, en el que critica que la propuesta que mañana se lleva al pleno «es mucho peor a la anterior de mayo», y recuerda que los cambios «fueron rechazados por unanimidad en la mesa negociadora del 1 de julio».

En el texto, Junta  lamenta que el gobierno local »pasa olímpicamente de los trabajadores municipales», y añade que la representación sindical solicitó al ejecutivo que «retirara la propuesta para que hubiera un mejor estudio y diálogo social», lo que «no fue atendido». También carga contra el PSC, al que acusa de «vender a los trabajadores» y de «pactar algo a cambio». «Lo más curioso es que una opción de izquierdas como ERC, Comuns y PSC adopte acuerdos que van en contra de los empleados, sin diálogo social y sin escuchar a los sindicatos», denuncia.

Temas

Comentarios

Lea También