Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Urbanismo

¿Qué pasará realmente con el plan urbanístico de La Budellera de Tarragona?

El pleno municipal del Ayuntamiento de Tarragona para este jueves decide el futuro del proyecto. PSC, Cs, Junts per Tarragona y PP no han decidido aún si apoyan o si apuestan por reiniciar desde cero la tramitación para construir el nuevo barrio de Llevant

N. RIU/ O.SAUMELL

Whatsapp
Imagen aérea del entorno de la Budellera, que enlaza la Arrabassada con Cala Romana. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen aérea del entorno de la Budellera, que enlaza la Arrabassada con Cala Romana. FOTO: PERE FERRÉ

El futuro de la Budellera está en el aire. A menos de 24 horas del pleno municipal que debe decidir si se sigue hacia adelante con el proyecto o si se obliga a los propietarios a presentar una nueva propuesta para construir el nuevo barrio de Llevant, lo cierto es que ahora mismo todas las opciones están abiertas.

La decisión anunciada el pasado viernes por el equipo de gobierno municipal (ERC-Comuns) de llevar al plenario la posibilidad de denegar el proyecto del plan parcial 24 pasa ahora la responsabilidad a los partidos, que deberán «mojarse» sobre el proyecto después de que varios informes técnicos aseguraran que la última propuesta presentada por los dueños de los terrenos contienen varios aspectos que «no se ajustan las prescripciones señaladas reiteradamente».

La gran incógnita: JxTGN

De momento, es seguro que ERC, En Comú Podem y CUP apostarán por dejar en stand by el proyecto y estudiar una futura modificación del POUM para descartar definitivamente el proyecto. Estas tres formaciones, sin embargo, solo suman once los 27 ediles del pleno, ya que los partidos que siempre han votado a favor del crecimiento urbanístico de la ciudad por Llevant – Junts per Tarragona, PSC, PP y Cs– suman 16 de los 27 sillones disponibles. Pese a ello, ninguno de ellos ha decidido aún su posicionamiento oficial. De hecho, en la Comissió Informativa de Territori los cuatro partidos se abstuvieron. Si la mantienen, la Budellera deberá reformularse o no seguirá adelante. Aunque podría haber cambios.

Desde el PSC, Begoña Floria asegura que el voto de los siete concejales de la formación socialista se decidirá el mismo jueves. Algunas fuentes apuntan que los de Josep Fèlix Ballesteros se decantarían a favor del proyecto. Los socialistas han defendido férreamente el crecimiento urbanístico que supone, y estas diferencias con ERC explican la mala relación entre ambos partidos. Asimismo, ayer, el grupo municipal de Ciutadans estaba estudiando con detalle los informes municipales, la normativa y la memoria del plan urbanístico. A última hora de ayer aún no tenía un posicionamiento cerrado.

Por su parte, el Partido Popular decidirá este miércoles su postura. Su portavoz, José Luis Martín, aseguraba ayer a este periódico que está acabando de estudiar los expedientes, que conocían a finales de la semana pasada, mientras esperan –paralelamente– el informe que también solicitaron al secretario general del Ayuntamiento, a través del cual quieren conocer si la suspensión del plan «supondría una carga económica por las arcas municipales».

La gran incógnita, sin embargo, es la postura de Junts per Tarragona. Su portavoz, Dídac Nadal, afirma que «seguimos reflexionando y, ahora mismo, valoramos las tres opciones». La protección que se establece sobre la Platja Llarga, la vivienda protegida que contempla el plan parcial y que esté recogido de forma oficial en el plan general desde 1985 son algunos de los elementos de peso para mantener el proyecto.

En cambio, a los de Dídac Nadal les frena el hecho que sean los informes técnicos municipales los que desaconsejen seguir adelante, tal y como está redactado. Y esto es lo que podría acabar decantando su decisión, si bien cabe recordar que en la pasada campaña electoral chocó Pau Ricomà, después de que el ahora alcalde acusara en un debate a Nadal de priorizar un modelo de ciudad –con la Budellera– en base a los intereses «de un determinado promotor».

No debe olvidarse, sin embargo, de que la concejal de Junts Elvira Vidal lideró hace dos años la oposición a la Budellera, por lo que el voto de los tres ediles de los postconvergentes son una incógnita. Todo está en aire.

Temas

Comentarios

Lea También