Podem pide a Ricomà el ‘mea culpa’ antes del presupuesto

Los morados apuestan por acordar con Esquerra la declaración del ‘error de la ruptura’ antes de votar las cuentas

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la presentación del acuerdo entre ERC y ECP, en junio de 2019.foto: Pere Ferré

Imagen de la presentación del acuerdo entre ERC y ECP, en junio de 2019.foto: Pere Ferré

Cuestión de prioridades. Mientras que Esquerra Republicana se abre a «consensuar» con En Comú Podem una declaración escrita «constructiva, sin atacar a nadie» para abordar la «ruptura» del pasado mes de junio si hay presupuesto municipal para 2022, Podem Tarragona lo ve de manera diametralmente opuesta. De hecho, y al margen de lo que pueda decidir mañana su socio de coalición –Catalunya en Comú–, la formación morada considera que el texto «de reconocimiento público del error de hace siete meses», que acabó con la marcha de Carla Aguilar (ECP) del ejecutivo de la Plaça de la Font, debe acordarse con ERC «antes de votar las cuentas de este año», según indicaron ayer al Diari fuentes de Podem, que califican este paso como una condición «sine qua non» para poder abordar y votar el contenido de las previsiones económicas de este año.    

«Es básico y fundamental que se avale por ambas partes un texto que debe ser claro», añaden las fuentes consultadas por este periódico, que también ven como «obligado» que en la declaración «se cite el acuerdo unilateral de Esquerra con Junts per Tarragona», que derivó en la marcha del gobierno de la edil de la coalición progresista.  

Por su parte, Catalunya en Comú ha convocado mañana a su ejecutiva municipal para «estudiar» la contestación a las peticiones que el viernes recibió por parte del ejecutivo municipal a sus propuestas para negociar el presupuesto. En este encuentro se valorará si se varía el «sí» a las cuentas acordado el pasado 20 de diciembre por asamblea, así como si se vuelve a convocar a la militancia.   

Autocrítica de Ricomà
Paralelamente, ayer hubo el primer atisbo de autocrítica por parte del alcalde de Tarragona, Pau Ricomà (ERC), sobre el divorcio con En Comú Podem del pasado mes de junio. En una entrevista en Ràdio Ciutat de Tarragona, el máximo representante municipal reconoció que si su exsocio durante dos años en la Plaça de la Font siente «malestar» y ahora pide un «reconocimiento público del error de la ruptura» para negociar las cuentas es que «podríamos haberlo hecho mejor».

«La ampliación del gobierno era necesaria. Ahora somos más y hay mejores resultados, pero nunca quisimos menospreciar a nadie. No era nuestra intención ni nuestra voluntad», afirmó el líder de Esquerra Republicana. 
Durante la conversación, el alcalde confirmó la noticia avanzada ayer por el Diari: ERC se abre a negociar con En Comú Podem una declaración de la ruptura del pasado mes de junio que «sea constructiva y que no ataque a nadie». «Si se aprueba el presupuesto, encontraremos la fórmula para que se sientan reconfortados. No fue un menosprecio, nos debimos equivocar en alguna cosa», añadió el máximo edil, quien se tiró a la piscina y aseguró que «me dicen que las negociaciones van bien y que hay puntos de encuentro en casi todas las cuestiones».

Por ello, espera cerrar un acuerdo «en pocos días». ¿Realismo o exceso de optimismo? En la Plaça de la Font todo es posible. Incluso lo imposible.  

Temas

Comentarios

Lea También