Tarragona Sanidad

Los vecinos de Ponent cortarán la T-11 el día 31 para exigir mejoras en los CAP

Piden recuperar las visitas presenciales, reforzar la atención telefónica y habilitar más espacios en los ambulatorios

Carla Pomerol

Whatsapp
Ayer, volvieron a concentrarse los vecinos en las puertas del CAP La Granja-Torreforta. FOTO: PERE FERRÉ

Ayer, volvieron a concentrarse los vecinos en las puertas del CAP La Granja-Torreforta. FOTO: PERE FERRÉ

La carretera T11, a su paso por la Floresta, quedará totalmente cortada el próximo 31 de octubre, a partir de las cinco de la tarde. El motivo es la protesta organizada por los vecinos de los barrios de Ponent, quienes reivindican más recursos y más personal en los centros de atención primaria de la ciudad, sobre todo, en el CAP La Granja-Torreforta. Estos vecinos llevan desde el pasado 26 de junio manifestándose cada viernes en las puertas del ambulatorio. Ahora han decidido dar un paso adelante, después de que las autoridades sanitarias hayan hecho caso omiso a sus peticiones.

Entre las demandas está la de recuperar las visitas presenciales y los controles de pacientes crónicos. «Hay vecinos que desde febrero no ven a su médico de cabecera. Creemos que si en una mutua los pacientes pueden ser atendidos presencialmente, en la sanidad pública también», explicaba ayer, a las puertas del CAP La Granja-Torreforta, Toni Peco, portavoz de la iniciativa.

Otra de las peticiones es habilitar más espacios y circuitos en el interior de los ambulatorios. «La población ha crecido y los CAP siguen igual», apuntaba Peco, quien añadía que «hace ocho años que están pendientes unas obras. Todavía estamos en barracones». Otra de las reivindicaciones más destacadas es reforzar las líneas de teléfono y el personal de atención. «Hay un colapso telefónico que genera impotencia entre los usuarios. Hemos visto gente salir del CAP llorando desesperados, porque después de llamar más de diez veces, llegan aquí y les dicen que la única solución es seguir llamando», explicaba Peco.

La concentración, que se prevé masiva, está apoyada por las tres federaciones de vecinos de la ciudad. El presidente de la FAVT, Alfonso Martínez, tiene claro que «el gerente de la Regió Sanitària Camp de Tarragona no puede estar tan tranquilo en su sofá mientras aquí está pasando esto». Por su parte, la presidenta de la Federació de Llevant, Gemma Fusté, asegura que «de la misma manera que los ciudadanos tenemos obligaciones, loas autoridades también tienen. En este caso, dotar de recursos la sanidad pública y los CAP».

El portavoz de los vecinos de Ponent, Manuel Bravo, hizo un llamamiento a todos los tarraconenses, pidiendo que asistieran a la concentración del próximo 31 de octubre, «porque con esto, nos va la vida», acabó.

Temas

Comentarios

Lea También