Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los indecisos serán claves en Tarragona en las elecciones generales del 28-A

Un sondeo del CEO otorga una clara victoria a ERC con un 25,80% de los votos en los comicios del 28-A, pero tres de cada diez tarraconenses no han decidido todavía a quien escogerán

Xavier Fernández/EFE

Whatsapp
Los hasta ahora seis diputados por Tarragona. Joan Ruiz (PSC), Ferran Bel (JxC), Sergio del Campo (Ciudadanos), Jordi Roca (PP), Jordi Salva-dor (ERC) y Fèlix Alonso (En Comú Podem), el pasado 13 de febrero en el Congreso. Alonso es el único que no repite como candidato. foto. X.F.

Los hasta ahora seis diputados por Tarragona. Joan Ruiz (PSC), Ferran Bel (JxC), Sergio del Campo (Ciudadanos), Jordi Roca (PP), Jordi Salva-dor (ERC) y Fèlix Alonso (En Comú Podem), el pasado 13 de febrero en el Congreso. Alonso es el único que no repite como candidato. foto. X.F.

La única encuesta verdadera es la del día de las elecciones. Cierto. Sobre todo para aquellos a los que el sondeo de turno les va mal. Las encuestas marcan tendencia y permiten trazar una radiografía del momento político. También verdadero. En especial para aquellos que salen bien parados en el estudio demoscópico.

Una vez hechas estas salvedades, lo real es que el ‘Baròmetre d’Opinió Política. 1a onada 2019’ del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), hecho público ayer, otorga tanto en Catalunya como en Tarragona una clara victoria a ERC en las elecciones generales del 28 de abril.

‘El efecto Tribunal Supremo’ moviliza sobre todo a los votantes de Esquerra. No hay mejor campaña para el independentismo que ver a un grupo de policías nacionales y guardias civiles justificando sus intervenciones contra los votantes del 1-O.

Según el CEO, Esquerra obtendría en Tarragona un 25,80% de los sufragios, seguida del PSC (12,25%), Catalunya en Comú Podem (5,80%), Junts per Catalunya (7,09%), Ciudadanos (4,51%) y PP (1,93%). 

El sondeo no aplica esos porcentajes a la distribución de escaños (se reparten seis en la provincia) y, sobre todo, señala que hay un 28,38% de indecisos. Es decir, tres de cada diez tarraconenses aún no saben con certeza a quién votarán. Es tan alta esa cifra que el resultado real puede dar un vuelco total respecto al sondeo. 

Sin preguntas sobre Vox

La encuesta atribuye un 2% de votos a «otros partidos», pero sin preguntar específicamente por Vox, con lo que tampoco se puede medir el ‘efecto Abascal’. Lo que sí refleja es que los votantes de ERC son los más movilizados. Al menos en el periodo en que se realizó el sondeo: del 4 al 25 de marzo, en pleno juicio del 1-O. 

A nivel de toda Catalunya, el CEO sí atribuye escaños. ERC ganaría al pasar de 9 a 14-15 escaños, por delante del PSC, que también crecería y pasaría de 7 a 11-13 diputados en el Congreso.

En Comú Podem, candidatura ganadora en las últimas generales en Catalunya, retrocedería de sus actuales 12 escaños a 7-9, mientras que JxCat se quedaría en 5-7 diputados, por debajo de los 8 que obtuvo la antigua Convergència en 2016.

En la quinta posición se situaría Ciudadanos, que repetiría sus 5 diputados o podría crecer hasta 6 y el PP caería a la última plaza al pasar de 6 a tan solo 2 escaños.

Podría entrar por primera vez en el Congreso (con un posible escaño) Front Republicà, coalición formada por Poble Lliure (organización integrada en la CUP), Som Alternativa (la plataforma impulsada por Albano Dante Fachin) y Pirates de Catalunya.

Este último Barómetro del CEO, realizado a partir de 1.500 entrevistas, prevé una participación del 70 %.

Si se cumplen los pronósticos del CEO para Tarragona tanto En Comú Podem como el PP sufrirían un batacazo en comparación con las elecciones de 2015 y las de 2016, una repetición de las de seis meses antes. 

En Comú Podem pasaría de un 20,66% de sufragios en 2015 y un 21,86% en 2016 a apenas el 6%. El partido vinculado a Pablo Iglesias ha defenestrado a quien ganó los dos comicios anteriores, el también alcalde de Altafulla, Fèlix Alonso. En su lugar ha situado a Ismael Cortés. El PP, que vuelve a tener a Jordi Roca como cabeza de lista, se desplomaría del 15% al 2% de votos. 

En los comicios de 2016 y 2015 los seis partidos mayoritarios (En Comú Podem, ERC, PSC, PP, Junts per Catalunya y Ciudadanos) obtuvieron un escaño cada uno y todos ellos traspasaron el umbral del 10% de votos. 

¿Y las elecciones al Parlament?

El sondeo del CEO también pregunta por la intención de voto en unas hipotéticas elecciones al Parlament de Catalunya. Los encuestados parecen tenerlo más claro porque el porcentaje de indecisos en Tarragona es del 18,70% (diez puntos menos que en el caso de las próximas generales). 

La victoria también sería para Esquerra (con el mismo 25% de sufragios) y el segundo lugar para el PSC (9,67%). En cambio, Ciudadanos superaría a En Comú Podem, con un 7,74% y un 4,51% respectivamente. El PP quedaría último, con el 2,58%.

El actual presidente del PP catalán, el tarraconense Alejandro Fernández, ya entró in extremis en la cámara autonómica en los comicios de 2017, gracias al voto de los tarraconenses residentes en el extranjero. En las elecciones catalanas, la CUP, que no se presenta como tal a las españolas, obtendría un 5,16% de votos y por tanto quedaría en quinta posición.

Si se comparan los partidos secesionistas y los no independentistas, el bloque ERC-JxC suma un 33% de votos en las generales frente al 24,51% de PSC, C’s, PP y En Comú Podem. En las autonómicas serían 40% (al añadirse la CUP) frente a un 25%. 

Temas

Comentarios

Lea También