Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Sociedad

Los bares se manifestarán el martes para exigir a Ricomà que «reaccione» y evite un cierre masivo

Los hosteleros convocan una concentración en la Plaça de la Font para pedir medidas al alcalde. Fuentes municipales aseguran que «ya hay conversaciones en marcha»

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de este domingo de parte de las terrazas de la Plaça del Fòrum. FOTO: Fabián Acidres

Imagen de este domingo de parte de las terrazas de la Plaça del Fòrum. FOTO: Fabián Acidres

Bares, cafeterías y restaurantes de la ciudad de Tarragona se manifestarán este martes por la tarde para exigir al alcalde, Pau Ricomà (ERC), que «reaccione» e impulse medidas de ayuda que eviten un cierre masivo de negocios y la pérdida «del 60% de los empleos» del sector hostelero.

De esta forma, los profesionales de la restauración escenificarán ante el Ayuntamiento su malestar, a raíz de la crisis sanitaria de la Covid-19 y el posterior proceso de desconfinamiento, que ha provocado que los establecimientos lleven ya dos meses y medio de parón y que, a día de hoy, solo puedan abrir en la ciudad el 50% de su espacio de terraza y el 40% de su superficie interior, con la reducción de ingresos que ello comporta. Todo esto, en el marco de polémica que se vive en la ciudad por el horario de apertura y los permisos de ampliación de las terrazas de los últimos días.

Uno de los carteles que se han podido ver este fin de semana. FOTO: Cedida

El acto de protesta se ha previsto para este martes, a partir de las siete de la tarde, en la Plaça de la Font. De hecho, a lo largo de este fin de semana ya se han podido ver carteles informativos en varios negocios de diferentes barrios, así como en las redes sociales.

La manifestación, que ya estaba prevista para el pasado 21 de mayo, cuenta con el apoyo de la Associació d’Hostaleria, pero ha sido organizada directamente por empresarios a nivel individual. «No la lideramos, pero apoyamos las reivindicaciones de los establecimientos», indica el presidente de la asociación, Javier Escribano, quien denuncia que «de manera misteriosa, el Consistorio ha reducido una hora el permiso de la Plaça del Fòrum respecto a su horario habitual», lo que, a su juicio, supone un recorte encubierto de los permisos».

¿Dos años sin tributos?

En el acto previsto para mañana se leerá un manifiesto, en el que los redactores alertan a los responsables municipales que «están en peligro el 60% de puestos de trabajo del sector». Por ello, piden al ejecutivo de la Plaça de la Font «medidas extraordinarias por la pérdida del 60% del aforo interior», así como «la adecuación de las terrazas manteniendo el aforo total, ocupando la vía pública, ya sea usando el espacio de aparcamientos o mediante el cierre de calles», aseguran.

En este sentido, piden al alcalde que «acuerde con los afectados de cada calle o zona la decisión definitiva a adoptar», a la vez que reivindican una «unificación de criterios en toda la ciudad por igual», con una «peatonalización de calles que sea consensuada con los hosteleros».

Los empresarios de la hostelería también ponen sobre la mesa la necesidad de activar «ayudas directas de la administración local», ya que «nuestros costes han aumentado debido a las normas de seguridad e higiene que debemos efectuar en nuestros locales» y «no podemos aumentar los precios a nuestros clientes, ya que también se ven afectados por ERTOs y reducciones drásticas de jornadas laborales».

Asimismo, los profesionales del sector exigen en el manifiesto «dos años de condonación de impuestos y tasas», «ayudas directas a propietarios e inquilinos de los locales de restauración» y «una respuesta inmediata a diversos compañeros que todavía esperan la resolución sobre las terrazas», ya que «el compromiso fue de tres días y algunos ya llevan más de 21 esperando». En este sentido, también solicitan «la unificación horaria en toda la ciudad» para «evitar la masificación del público en una sola zona».

Los firmantes critican que, hasta ahora, el Ayuntamiento «no ha adoptado ninguna medida extraordinaria para ayudarnos, solo nos ha devuelto a los horarios habituales aprovechando el cambio de fase», se afirma en el manifiesto, recordando que «actualmente, la gran mayoría de terrazas que han solicitado legalmente la ampliación no tiene más mesas de las que tenía antes de esta crisis sanitaria».

«Nuestro alcalde se ha promulgado siempre como hombre procultura. Apelamos a su intervención directa en defensa de nuestro sector, de nuestra aportación al mundo de la cultura en la ciudad y de las personas que representan el 60% de nuestras plantillas que pueden quedarse sin trabajo. Estamos tocados y hundidos, y Ricomà no hace nada para ayudarnos», lamentan en el texto.

«De la mitad ya se está hablando»

Pese a que públicamente el gobierno local declina realizar manifestaciones públicas, fuentes municipales indican al Diari que «la mitad de las reivindicaciones ya se están negociando o haciendo», y recordaron que «se ha impulsado el cierre temporal de calles y la ampliación del permiso de terrazas», así como la exención hasta el 30 de septiembre del permiso para poner mesas y sillas en la vía pública.

«Estamos en permanente contacto con el sector. Hemos hablado y buscamos el consenso. Hay diálogo desde varias concejalías y el propio alcalde, pero claro, hay gente molesta porque no se les ha concedido algún permiso», lamentan a este periódico las fuentes consultadas.

Temas

Comentarios

Lea También