Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Les gustamos para hacer de conejillo de indias

El CatSalut cree que Tarragona es la región que mejor resume la complejidad sanitaria que existe en Catalunya

Carla Pomerol

Whatsapp
Adrià Comella, director del CatSalut, durante la conferencia, este jueves en Mas Miarnau. FOTO: Alfredo González

Adrià Comella, director del CatSalut, durante la conferencia, este jueves en Mas Miarnau. FOTO: Alfredo González

Tarragona se convertirá en el banco de pruebas de Catalunya. Así lo aseguró ayer el director del CatSalut, Adrià Comella, en una conferencia organizada por la Cadena Ser en Mas Miarnau. «No hay otro territorio que cumpla tan bien las características delxº conjunto del país. Por eso creemos que puede ser un buen lugar para innovar», aseguraba uno de los máximos dirigentes de la sanidad en Catalunya, quien añadía que «además, hay un volumen de población importante, de casi un millón de personas, que nos da elementos para llevar a cabo ensayos clínicos». 

Comella reconoció que la complejidad que caracteriza el territorio crea «tensiones, desequilibrios y complejidades, pero también fomenta la innovación y  el hecho de compartir ideas». El director del CatSalut vino para explicar cómo será la transformación prevista en la región en el ámbito de la sanidad. 

Hizo lo que pudo. No concretó nada. Solamente relató la teoría, pero de cómo ponerlo en práctica, nada de nada. «En Tarragona se utiliza mucho el ámbito sanitario para hacer combate político», opinó Comella, quien añadió que las instalaciones también han sido motivo de conflicto entre Reus y Tarragona. Y avisó: «Intentaré no mojarme mucho para no complicarme la vida». Comella destacó, entre las virtudes del territorio, la presencia de universidad propia. Todos estos elementos son los que, según Comella, contribuirán a la transformación de la sanidad tarraconense. 

En busca de soluciones
«Se ha terminado tener nuestro hospital y...se ha acabado. No es sostenible. Me sabe mal si alguien se siente decepcionado. El sistema no nos permite tener un hospital o un ambulatorio en cada pueblo». Con estas palabras, el director del CatSalut quiso dejar claro que el Sant Joan de Reus y el Joan XXIII de Tarragona deben trabajar conjuntamente, especializándose cada uno en unos servicios determinados.
Una de las razones por las que no pueden haber más hospitales es, según Comella, por la falta  de profesionales en la zona sur de Catalunya.

«Tenemos dificultades para cubrir plazas importantes para médicos en áreas de salud importantes», aseguró. Para Comella, el motivo no tiene nada que ver con las condiciones laborales que se ofrecen. «Es una cuestión relacionada con la evolución de los intereses de los profesionales. Hay médicos, pero es complicado que quieran ir a algunos puntos del país, como el Ebre o Els Pirineus», dijo. La solución, según él, es que los profesionales trabajen en red para tener así la opción de crecer. «Tarragona es una buena localización para hacerlo», aseguró Comella. 

El director del CatSalut explicó que cada viernes se reúne con los responsables del Joan XXIII y del Sant Joan para «construir la realidad compartida entre los dos hospitales y la manera de integrar el resto de centros del sur». «Lo importante es asegurar la asistencia, indistintamente del lugar donde vivamos», acabó.

Temas

Comentarios