Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juzgarán una banda por falsificar contratos de trabajo en Tarragona

La Fiscalía solicita para los siete acusados un total de tres años y nueve meses de prisión por los delitos de falsedad en documento oficial y pertenencia a grupo criminal

Diari de Tarragona

Whatsapp
El caso se juzgará en uno de los Juzgados de lo Penal. FOTO: Pere Ferré

El caso se juzgará en uno de los Juzgados de lo Penal. FOTO: Pere Ferré

Tres ciudadanos españoles y cuatro marroquíes serán juzgados acusados de regularizar a ciudadanos extranjeros en Tarragona con contratos de trabajo falsos. La Fiscalía pide tres años y nueve meses de prisión para cada uno de ellos por los supuestos delitos de falsedad en documento oficial y pertenencia a grupo criminal.

El supuesto cabecilla de la banda operaba desde su despacho profesional situado en la Rambla Nova de Tarragona, donde hacía funciones de asesoría en materia de extranjería. Al menos desde 2011 el hombre encabezaba un grupo de personas que llevaban a cabo de manera organizada «actos dirigidos a conseguir la regularización fraudulenta de la situación en España de ciudadanos extranjeros a cambio de determinadas cantidades de dinero», según recoge la escrito de acusación.

Trabajo doméstico

Según el fiscal, el hombre confeccionaba contratos de trabajo doméstico en los que figuraban como empleadoras varias personas de nacionalidad españolas ajenas al fraude –que no habían otorgado su consentimiento–  y como empleados ciudadanos de nacionalidad extranjera, con lo que daba apariencia de realidad a unas relaciones laborales ficticias.

El principal acusado también confeccionaba y proporcionaba declaraciones de la renta falsificadas de los empleadores y demás documentación necesaria. Posteriormente, acompañaba a los ciudadanos extranjeros en la Subdelegación del Gobierno. Allí solicitaba la concesión de la residencia por circunstancias excepcionales de arraigo laboral, con lo cual se daba inicio al correspondiente expediente administrativo.

El acusado se servía de una serie de colaboradores, de los que se han podido procesar cinco, mientras que el resto no se han podido identificar.

Temas

Comentarios

Lea También