El verano baja al mínimo las reservas del Banc de Sang

El Palau de Congressos volverá a acoger una jornada de donación el próximo 21 de julio

Laura Rovira

Whatsapp
El Banc de Sang realizará una nueva campaña para aumentar las reservas de verano. FOTO: Pere Ferré

El Banc de Sang realizará una nueva campaña para aumentar las reservas de verano. FOTO: Pere Ferré

«Donar sangre es necesario e imprescindible, haya o no coronavirus». Así resumía la coordinadora de donaciones del Banc de Sang i Teixits del hospital Joan XXIII de Tarragona, Núria Vilanova, la filosofía de trabajo de aquellos que intentan salvar vidas día tras día.

Hace ya casi un mes que se realizó la última campaña de donación de sangre en el Palau Firal i de Congressos de Tarragona, justo en la víspera de Sant Joan. Fueron dos jornadas de las que desde el Banc de Sang están muy orgullos os y agradecidos.

«La respuesta de la gente fue genial. Además, todo el mundo entendió que el procedimiento fuera un poco diferente a causa de las medidas de higiene y seguridad que hay que seguir por la crisis sanitaria», declaraba Vilanova. 

Y es que el coronavirus lo ha cambiado todo, aunque por suerte, no ha conseguido acabar con la solidaridad de la gente. La cita previa, la distancia y la extremas precauciones en higiene son la principal diferencia que los donantes pueden notar en las campañas. Unos cambios que desde el Banc de Sang creen que se pueden volver habituales ya que mejoran la organización y la seguridad tanto de trabajadores como de donantes.

Verano, la peor temporada
A pesar del confinamiento, el estado de alarma y el miedo colectivo por una pandemia mundial, las reservas de sangre se han mantenido en los mismos niveles en comparación con otros años.

«Durante estos meses tan duros, la verdad es que la gente no se ha olvidado de nosotros y la respuesta ha sido increíble. Estábamos muy preocupados porque con la covid-19 la necesidad de reservas era más urgente y la ciudadanía nos ha dado una lección», comentaba orgullosa Vilanova, aunque, como cada año, parece que la concienciación social empiece a bajar cuando aparece el calor. «El verano siempre es una época complicada donde los donantes bajan y estamos al límite del mínimo de reservas», declaraba Vilanova. Este año, además, el calor llega con brotes de contagios que convierten el coronavirus en un enemigo más para poder tener un incremento de las habituales reservas de sangre de verano.

Actualmente, las reservas con las que cuenta el Banc de Sang de Tarragona es de aproximadamente 9 días, una cifra que mantiene la preocupación y la alerta ya que se encuentra por debajo de los deseados 12 días. «Siempre intentamos presionar un poco más en estas fechas, pero este verano es más importante que nunca. Cada día son necesarias 1.000 donaciones en Catalunya», expresaba Vilanova.

Mismo reto, nueva oportunidad
El próximo martes 21 de julio, de 17h a 21h,  se celebrará otra jornada de donación de sangre en Tarragona que repetirá el Palau Firal de Congressos de Tarragona como escenario. El procedimiento será el mismo que se realizó en las anteriores campañas. Será imprescindible reservar cita previa y el uso de gel desinfectante y mascarilla serán obligatorios.

Además, también se realizará un control de temperatura para asegurar que el donante no esté contagiado. Des del Banc de Sang de Tarragona esperan repetir el éxito de la campaña de junio. «Tenemos que intentar mantener el ritmo de donaciones y poder aumentar el número de reservas. Donar sangre es imprescindible. Una donación puede salvar tres vidas», declaraba Vilanova.

Así pues, de aquí dos semanas, el Banc de Sang volverá a confiar en la solidaridad de Tarragona para contribuir a otro tipo de crisis sanitaria en la que aunque esté bajo control, es necesario enfrentarla día a día. Para reservar cita previa, se puede hacer desde la web del Banc de Sang i Teixits. «Esperamos que la participación vuelva a ser un éxito», concluía Vilanova.

Temas

Comentarios

Lea También