Más de Tarragona

El Fòrum de la Colònia: El ‘hermano pobre’ del patrimonio

Es uno de los monumentos menos visitados del conjunto monumental distinguido por la Unesco

NÚRIA RIU

Whatsapp
El Fòrum de la Colònia: El ‘hermano pobre’ del patrimonio

El Fòrum de la Colònia: El ‘hermano pobre’ del patrimonio

El pleno del Ayuntamiento de Tarragona votó ayer por unanimidad la aceptación de la concesión demanial del Fòrum de la Colònia. Según el acuerdo alcanzado con la Generalitat, la cesión gratuita de este espacio catalogado como Bé Cultural d’Interès Nacional será a cincuenta años, que deben servir para situar en el mapa un monumento que, a pesar de formar parte del conjunto Patrimonio de la Humanidad, siempre se ha mantenido en un plano muy discreto.

Mientras los políticos votaban en el salón de plenos la resolución, en el interior del monumento no había nadie. De hecho, es uno de los monumentos de la ciudad que recibe menos visitantes y algunos tarraconenses que todos los días pasan caminando junto a la valla, confiesan con la boca pequeña que no han entrado nunca. De hecho, tampoco hay muchos elementos que inviten a ello.

El precio de la entrada es de 3.30 euros y la única información es un tótem del Museu d’Història con una explicación básica. A lo largo del recorrido solo hay carteles que señalan los elementos más destacables, sin que uno pueda llegar a hacerse una idea de cómo era el espacio o qué había en esta parte de la ciudad. Diez minutos son tiempo más que suficiente para visitarlo y, aunque hay un banco debajo de los cipreses, que invita a sentarse un rato, difícilmente estará muy disputado, más allá del interés que pueda despertar entre los gatos que habitan el monumento.

«Es el hermano pobre del patrimonio tarraconense», indica el catedrático en Arqueología Clasica de al URV, Joaquín Ruiz de Arbulo. El Fòrum de la Colònia, junto con el Teatre Romà y la Necròpolis, forma parte de aquella ruta de la Part Baixa, que todavía no se ha articulado y, por tanto, no se ha logrado incorporar en los itinerarios turísticos. Y esto hace que la cifra de visitantes que recibe prácticamente sea simbólica.

Los restos que pueden observarse corresponden al conjunto de edificios y plazas porticadas que se sucedían y alojaban el culto religioso, las actividades jurídicas y políticas, el comercio y, en definitiva, el auténtico centro neurálgico de la colonia. El inicio de este espacio hay que situarlo a finales de la República (I aC) con una vida dinámica que llegaría hasta mediados del siglo IV dC. «Realmente era un edificio importante, ya que era como la Audiencia Provincial y lo visitaba gente de toda la provincia Tarraconense», indica Ruiz de Arbulo.

El foro era la gran plaza pública alrededor de la cual se movía el bullicio de la ciudad. Una capacidad de atracción que, en cierto modo, quiere recuperarse en esta nueva etapa en la que se está planteando que los restos se conviertan en una zona verde. «Sería genial que estuviera abierto y pudiéramos poner una terraza», apuntaba Llorenç Muñoz, del bar Kraken. Su negocio está puerta con puerta con la entrada del foro y afirma que «a lo mejor los fines de semana hay alguien de fuera, pero es un monumento muy poco concurrido».

Algunas de las actuaciones que van a hacerse hacen referencia a cambios en la accesibilidad, ya que ahora las personas con movilidad reducida no pueden visitar el espacio, además de una mejora del puente metálico que cruza la calle Soler. Asimismo, quiere apostarse por introducir más vegetación, generar más sombras e instalar más bancos, para que los vecinos puedan disfrutar del espacio. Así lo explicaba esta semana el concejal de Patrimoni del Ayuntamiento de Tarragona, Hermán Pinedo, quien defiende que la transformación de este entorno está asociada al proyecto de la Illa Corsini, el cual apuesta por un gran ámbito peatonal en las inmediaciones del mercado.

Mario Moscoso, responsable del bar Els Sentits, en la calle Lleida, también defiende que el parque del Fòrum de la Colònia «es una buena idea». Moscoso considera que «el centro se merece algo así». Y añade: «Después de Corsini y cuando acabe todo esto, la cosa pinta bien, el problema será que podamos aguantar para verlo». Y es que, después de que ayer por la mañana el Govern había anunciado nuevas medidas que afectaban a la restauración, el sector estaba tocado.

El que tenga ganas de conocer cómo fue el antiguo Fòrum de la Colònia puede hacerlo a través de la página web de Tarraco 360º, que permite un recorrido virtual que no dejará a nadie indiferente.

Temas

Comentarios

Lea También