El Ayuntamiento de Tarragona exige reducir la edificabilidad de la Savinosa

El Equipo de Gobierno hace llegar un informe técnico con las enmiendas al proyecto de la Diputació, en el que se limita la nueva construcción y se reduce el espacio para un hotel

NÚRIA RIU

Whatsapp
Imagen aéra del entorno del antiguo preventorio de la Savinosa, que está cerrado desde hace casi medio siglo. FOTO: PERE FERRÉ/DT

Imagen aéra del entorno del antiguo preventorio de la Savinosa, que está cerrado desde hace casi medio siglo. FOTO: PERE FERRÉ/DT

El proyecto para la recuperación del antiguo preventorio de la Savinosa, no está encerrado en un cajón a la espera de tiempos mejores. Según ha podido saber el Diari, el Ayuntamiento de Tarragona y la Diputació han mantenido a lo largo de los últimos meses varias reuniones técnicas de trabajo, a través de las cuales se han empezado a abordar algunas de las diferencias en cuanto al contenido de la propuesta que el organismo supramunicipal presentó a principios de febrero del año pasado.

Ahora, estas cuestiones han quedado recogidas en un informe técnico, que este martes al mediodía el Consistorio presentó a la Diputació y que tendrá que estudiarse detenidamente. Básicamente el no acuerdo afecta a las dimensiones del proyecto, ya que la administración local no ve con buenos ojos la ampliación del espacio construido que se propuso.

El proyecto de la Diputació recoge que la futura Savinosa tendría el doble de superficie construida que la actual finca, abandonada desde 1972. El documento preveía pasar de un techo de 10.000 metros cuadrados a unos 24.500. Un aspecto que el Ejecutivo de Pau Ricomà considera que es «excesivo». Y, en este sentido, la propuesta que ahora se ha dado a conocer aboga porqué en su totalidad, el espacio no supere el máximo de 18.000 metros cuadrados.

Se quiere prohibir que pueda instalarse un tanatorio o unos servicios médicos

Otra cuestión directamente relacionada que quiere enmendarse hace referencia a la rehabilitación de las edificaciones existentes. En total se determinó que cinco de los inmuebles existentes se mantendrían. En su conjunto, estos suman una superficie de 7.778,20 metros cuadrados de techo. El Ayuntamiento lo que quiere es rebajar la superficie en cuanto a nueva construcción y que en los 18.000 metros cuadrados totales de superficie de techo haya un mayor equilibrio entre la nueva construcción y la parte que quiere rehabilitarse.

Asimismo, el informe hace hincapié en que «deberá añadirse en la parte normativa que el nuevo techo deberá ser respetuoso con el entorno paisajístico y con los edificios que el documento obliga a mantener». En este sentido, se indica que las nuevas construcciones no deberían superar la altura de los edificios existentes y, si se da el caso, en la solicitud de la licencia de obras se les podrá solicitar un render o cualquier otra prueba para acreditar el impacto paisajístico que provoque en el territorio.

La propuesta del Ayuntamiento también hace referencia a los usos de la futura Savinosa. En este sentido, una de las claves del proyecto que presentó la administración provincial hacía referencia a la reserva de una superficie máxima de 8.171 metros cuadrados para un recinto hotelero, que se situaría exclusivamente en el pabellón central y que contaría con un mínimo de cuatro estrellas para dar un valor añadido –junto a un restaurante– al entorno. La administración local no se opone a que pueda establecerse un hotel en este entorno. Pese a ello, establece limitaciones en cuanto a las dimensiones. El presente informe recoge que el futuro establecimiento tan solo podría tener una superficie de 6.000 metros cuadrados, equivalente a un tercio del techo total, de forma que se le quiere quitar protagonismo en el conjunto del espacio.

En consecuencia, se establece que «el techo destinado a uso de equipamientos no sea inferior al 50%», de forma que quiere facilitarse que puedan incorporarse nuevos usos, que «permitan introducir nuevas actividades económicas modernas que permitan dar un mayor valor añadido de excelencia que hagan viable la transformación».

El objetivo es abrir el recinto a la ciudadanía. Entre los usos que están permitidos está el administrativo, educativo, universitario, deportivo o un parque tecnológico y de investigación, entre otros. Además, el documento añade que podría utilizarse como oficina, para la restauración, recreativo musical y para el ocio. Igualmente, el POUM admite el uso industrial si se cumplen algunos de los cuatro requerimientos que se establecen. Es decir, si utilizan procesos de producción caracterizados por la utilización intensiva de medios de nueva tecnología; si disponen de una alta densidad ocupacional; si generan un alto valor añadido; o si están directamente relacionados con la generación de conocimiento y no son contaminantes ni molestos y pueden desarrollarse en medios urbanos.

En cambio, no podrán habilitarse viviendas ni utilizarse el espacio para fines logísticos y de almacén. El documento también propone restringir las actividades de restauración y recreativas musicales y de ocio, como es el caso de salas de baile o discotecas. En este sentido, se especifica que podrán implantarse «si se trata de un uso compatible, pero en ningún caso, cuando este corresponda a un uso principal».

Hay un último aspecto destacable en relación a este punto. El Ayuntamiento tampoco considera correcto que se implanten equipamientos relacionados con servicios funerarios o de carácter sanitario-asistencial. Sobre al respecto se apunta que estos «deberían situarse en una zona con una mayor centralidad y que disponga de más conectividad en relación a las redes viarias, para poder dar una mejor respuesta a las necesidades de la población».

Finalmente, la corporación municipal hace una última observación en relación al proyecto. Esta hace referencia a la conectividad y, en este sentido, se apunta que la recuperación del espacio deberá prever un vial rodado, paralelo a la vía del tren, que conecte la playa de la Arrabassada con la de la Savinosa. De esta forma, quiere garantizarse que, después de tantos años, la Savinosa se convierta en un espacio abierto a la ciudadanía y que, más allá del camino de ronda, podrá pasearse por el entorno gracias a este vial, completamente integrado en el entorno.

Ahora, la administración que preside Noemí Llauradó ya conoce la letra pequeña que Ricomà quiere introducir en el proyecto. Un aspecto que durante los últimos meses había mantenido bloqueada su tramitación y que ha impedido que siguiera adelante la modificación puntual del POUM necesaria para que la inversión siga adelante. Esto le ha valido durante este tiempo las críticas de los partidos de la oposición, que han denunciado que el actual alcalde votó a favor del proyecto cuando estaba en la oposición.

Temas

Comentarios

Lea También