Tarragona ENTREVISTA

Ballesteros: «No seré un impedimento para que haya un pacto de ciudad con Ricomà»

«Propongo al alcalde ir de la mano con la URV para acordar una hoja de ruta conjunta. Y a partir de aquí aprobar el presupuesto de 2021», afirma el exalcalde de Tarragona

Octavi Saumell

Whatsapp
El exalcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC), el pasado jueves en el parque infantil de la Vall de l’Arrabassada. FOTO: PERE FERRÉBALLESTEROS, DURANTE LA CONVERSACIÓN DE 45 MINUTOS QUE MANTUVO EL JUEVES CON EL ‘DIARI DE TARRAGONA’. FOTO: PERE FERRÉ

El exalcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC), el pasado jueves en el parque infantil de la Vall de l’Arrabassada. FOTO: PERE FERRÉBALLESTEROS, DURANTE LA CONVERSACIÓN DE 45 MINUTOS QUE MANTUVO EL JUEVES CON EL ‘DIARI DE TARRAGONA’. FOTO: PERE FERRÉ

Al final irá a juicio por Inipro.

Sí, sorpresivamente.

¿No lo esperaba?

Era una posibilidad, pero no pienso mucho en ello. No me quita el sueño porque tengo la conciencia tranquila por mi inocencia.

¿Es una decepción?

No, tengo confianza en la justicia. Ahora ya hay seis personas menos en la causa.

De 15 investigados, nueve irán a juicio.

Tengo confianza porque todo el mundo actuó con la mejor de las voluntades. La inocencia y la honestidad quedarán demostradas.

¿Cómo se siente?

Es una situación incómoda, no deja de ser un pequeño viacrucis que ya dura siete años.

Le piden más de diez años de prisión.

Y si hubieran podido también me habrían atribuido la muerte de Manolete. No tiene importancia.

¿Qué le parece que Ricomà impulse que el Ayuntamiento se persone como acusación?

Me da pena, pero lo respeto, evidentemente. Ha tomado una decisión política cuando no había ninguna necesidad porque la Fiscalía ya ejerce la acusación pública.

¿Se ha planteado dimitir?

Durante los últimos años me han pedido que lo deje más de 35 veces... A mi me han escogido los ciudadanos, gané las últimas elecciones y pienso cumplir hasta el final del mandato. Mire el alcalde de Sant Pere de Ribes: le acusaron de todo y, ocho años después, lo han absuelto. ¿Y ahora quién le devuelve el cargo, la dignidad y el prestigio?

¿Ve compatible ser concejal y acudir al mismo tiempo a un juicio como acusado?

Evidentemente que sí porque me sé inocente. Si tuviera remordimientos o la más mínima duda, igual me lo pensaría. Seguiré hasta 2023. Además, el partido me lo ha pedido.

Pero le han obligado a dejar los cargos orgánicos y le han dado de baja temporalmente como militante.

Sí, pero para el cargo de concejal me escoge la gente, no una asamblea de partido. Tampoco pensaba presentarme a ninguna elección interna.

Sandra Ramos dijo que el auto que le envía a juicio «es propio de un guionista frustrado de House of Cards».

Fue original, pero no soy Frank Underwood. Yo no lo habría dicho así, pero pido a los ciudadanos que confíen en la justicia, y que no lo hagan con quienes quieren hacer política con la justicia.

¿Inipro es un caso de corrupción?

Nadie se ha puesto dinero en el bolsillo.

¿Los trabajos se hicieron?

Está acreditado por los técnicos que sí, que se hicieron. Hay informes y memorias.

¿Es cierto que el Ayuntamiento le ha pagado su defensa legal?

Sí, pero como siempre y hasta un límite. También se pagó a los señores Nadal o Àngel Fernández.

¿Qué hará si le exoneran?

Ratificaré mi confianza en la justicia y seguiré trabajando como ahora.

¿Es un alivio para usted que ahora cambie el juez?

Es posible, pero lo que debemos hacer es dejar trabajar a la justicia con tranquilidad. Los que pusieron la demanda ahora ya me acusan «por acción u omisión». Y en el auto aparece clarísimamente que no hay ninguna prueba de delito por mi parte.

El juez dice que le envía a juicio «por ser el máximo beneficiado» del ciberactivismo.

Sí. Hay seis decretos que tuve que firmar sí o sí, ya que de lo contraria habría incurrido en enriquecimiento injusto.

Lo que es evidente es que hubo una ‘mala praxis’ por parte de miembros de su gobierno.

Sí, la hemos reconocido desde el primer día. Hubo errores administrativos, sí.

¿Cambiaría alguna cosa?

Ya lo hicimos. El alcalde ya no es el presidente-delegado del IMSS, dotamos de más estructura al instituto y contratamos a una gerente muy buena.

Toda esta situación ha abierto la carrera para relevarle.

No se ha abierto nada.

Carles Castillo ha dicho públicamente que le ilusionaría ser el próximo candidato.

Sí, pero es que solo hace un año que hubo elecciones, aún faltan tres. Ahora la gente nos está pidiendo ayuda para superar la crisis, y debemos encontrar soluciones. A mi me preocupa esto, y no que alguien se presente como la renovación. Si tiene tiempo para pensar en su futuro personal, ja s’ho farà.

Pero es lógico que se empiece a hablar sobre ello.

Me parece innecesario y absurdo que se hable ahora de esto, más cuando dice que se debe pensar más en la gente y no en los despachos. Pues está haciendo justo lo contrario de lo que dice.

¿Cómo ayudarán a la gente desde la oposición?

En los últimos tres meses hemos estado al lado del gobierno para aprobar todo lo del Covid-19, pese a que algunas cosas las vemos innecesarias o insuficientes. Y seguiremos así. La gente quiere que ahora fem pinya, y no que busquemos ventajas electorales.

Pero han iniciado una campaña en las redes sociales muy crítica con el gobierno local.

Decimos lo que no vemos bien del año de gobierno, pero no en lo referente al coronavirus. Con este tema no haremos guerra.

¿Cómo ha visto al gobierno de Ricomà en su primer año?

El alcalde tiene todo mi apoyo.

¿Qué relación mantienen?

Personalmente, buena. Hablamos y nos enviamos whatsapps.

El gobierno está en minoría, con 9 ediles sobre 27.

Están así porque han querido.

¿Les ve así hasta 2023?

No lo sé, no me gustaría. Han dedicado el primer año a criticar más el pasado que en construir el futuro.

¿No lo hicieron ustedes también en 2007?

Al contrario, con Sergi de los Rios apostamos por explicar lo que queríamos hacer. Sobre el pasado solo encargamos la auditoría del Jaume I y la enviamos a Fiscalía, así como arreglar el POUM. Ahora no hay ni Pla d’Acció Municipal ni Pla Estratègic.

Ballesteros, durante la conversación de 45 minutos que mantuvo el jueves con el ‘Diari de Tarragona’. FOTO: Pere Ferré

¿Se lo han propuesto?

Lo propondremos al alcalde. Debemos acordar un Pla Estratègic postCovid para iniciar la remontada. Este documento debería contemplar Salut, Educació, Indústria, Turisme y Assistència Social y Ocupació. Me ofrezco a pactarlo con todos los grupos y el gobierno, como en Reus. Aquí solo hemos hecho dos reuniones.

¿Quién lo redactaría?

Debe hacerlo alguien que no genere dudas, como la URV. Debería estar listo a finales de año para que, en base a ello, se hagan los presupuestos de los próximos años, si quieren hasta 2025.

¿Propone un pacto de gobierno?

Si tenemos una hoja de ruta, unos presupuestos y acordamos unos objetivos estratégicos, podemos entrar o no. No nos preocupa, no negociaremos sillas sino un pacto de ciudad. Por ello proponemos la implicación de la URV.

¿Ahora está débil el gobierno?

Sí, están débiles y desorientados. Y además se va la edil de Turisme, cuando tampoco hay ni gerente.

¿Ve posible un Pacte de Ciutat con ERC cuando chocan en temas como la Budellera o Mas d’en Sorder?

Si quieren modificar algo del POUM podemos hablarlo. Debemos generar vivienda para que la gente joven no se vaya.

¿Usted daría un paso hacia atrás para facilitar este pacto?

No seré un impedimento.

¿Esto qué quiere decir?

Ni pido ni quiero ser nada. Solo quiero cumplir el mandato popular, no ser vicealcalde ni nada.

¿Podría proponer que entrara el PSC en el gobierno y usted quedarse sin cartera?

Podría ser, siempre que fuera posible un Pacte de Ciutat que veo complicado. Lo primero sería acordar el Pla d’Activació de Ciutat (PAC) y, a partir de allí, podríamos votar «Sí» al presupuesto de 2021 y preparar los siguientes, hasta 2025 ó 2030 si quieren. Todo el resto es secundario.

¿Con la CUP?

Son una anécdota, pero si quieren aprobar el plan, perfecto.

Temas

Comentarios

Lea También