La reivindicación y el arte inundan los escaparates de Reus

Comercio. La iniciativa ‘Escaparates contra la violencia machista’, creada por Comerç Solidari Reus, pretende visibilizar un problema que sigue siendo tabú en la sociedad

RHEBECA G. MARCARI

Whatsapp
Fabiana Quirós en la entrada de  la tienda El Árbol, de la que es propietaria. Es una las adheridas. FOTO: Alfredo Gonzalez

Fabiana Quirós en la entrada de la tienda El Árbol, de la que es propietaria. Es una las adheridas. FOTO: Alfredo Gonzalez

Arte y solidaridad se unen, una vez más, en la nueva campaña que ha teñido de lila los escaparates de Reus. Son setenta los comercios y artistas que se han sumado a esta campaña como muestra de apoyo a las víctimas de la violencia machista, y como reivindicación a la pasividad de una sociedad que ve pero no actúa.

El proyecto artístico ha incorporado miradas muy distintas sobre un mismo problema, y han sido comerciantes y artistas los que, juntos, han dado forma a la obra que se plasma en cada vitrina. Ha sido precisamente en esa diversidad de miradas dónde ha ocurrido la magia, dónde ha relucido la capacidad creativa de cada individuo, y dónde se han dado a conocer los entresijos de la mente humana que, lejos de disponer de una visión monocromática, proporciona una variedad increíble de matices. Comerç Solidari Reus ha sido la encargada de coordinar a los artistas y comercios para que cada escaparate luzca una ilustración relacionada con la temática durante todo el mes de noviembre.

El Árbol es uno de los setenta comercios adheridos a esta iniciativa, su dueña, Fabiana Quirós, forma parte de Comerç Solidari y es una de las organizadoras de la campaña. «Ha sido un trabajo difícil coordinar a tantas tiendas y artistas, pero que ha valido la pena porque el resultado ha sido excepcional», cuenta.

La iniciativa, además de denunciar la violencia machista, ha servido de trampolín para promover la importancia y el valor de los pequeños comercios y de los artistas locales. «Iniciativas como esta ayudan a hacer de los comercios de la ciudad algo más vivo y no tan pasivo», explica Quirós.

Con la intención de recalcar todavía más el 25-N, Día Internacional Contra la Violencia Machista, los negocios mantendrán sus escaparates decorados durante todo el mes de noviembre. Asimismo, las ilustraciones, en formato lámina, y las chapas conmemorativas están a la venta y todo lo recaudado se destinará a Lligam Dona, una ONG de Barcelona que ayuda a mujeres que viven situaciones de violencia machista.

Miniatura de la ilustración de la tienda El Árbol. FOTO: ALFREDO GONZALEZ

El siguiente paso que se ha puesto en marcha es la creación de un mapa digital, dónde aparecerán los setenta negocios que participan en el proyecto. A través de un código QR, que estará disponible en las vitrinas de las tiendas implicadas, los interesados podrán obtener una ruta para visitar cada escaparate. «Es una idea simple, pero muy importante porque ayudará a que se conozcan más los comercios, sobre todo ahora, con todo lo que está pasando» comenta Quirós.

El secreto del éxito

La novedosa campaña no habría sido posible de no ser por el trabajo voluntario que han ofrecido tanto las componentes de Comerç Solidari Reus, como los artistas que han creado las piezas de cada escaparate. Los voluntarios han llevado a cabo una labor que ha sido esencial para el éxito del proyecto, sin ningún tipo de remuneración económica, y han demostrado que ser solidario siempre vale la pena.

Temas

Comentarios

Lea También