Reus Movilidad

La avenida de Tarragona de Reus tendrá carril bici en los dos sentidos

Será de tipo segregado, con 3,2 km y ayudará a que el tráfico a motor circule más lento

MÓNICA PÉREZ

Whatsapp
La futura vía ciclable será unidireccional, a lado y lado, delimitada por separadores. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La futura vía ciclable será unidireccional, a lado y lado, delimitada por separadores. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La avenida de Tarragona también se equipará, igual que se ha previsto para otras de las principales arterias de Reus, con carril bici. El Ayuntamiento acaba de aprobar provisionalmente el proyecto de obras, que tiene fecha de noviembre, para dotar la vía de un carril segregado con «superficies modernas, adaptadas en el sentido de la eliminación de barreras arquitectónicas, y estética y funcionalmente coherentes con los trabajos que se han realizado en el entorno».

Precisamente esta misma avenida debería vivir, de manera inminente, otros cambios de movilidad relevantes, en forma de la construcción de la nueva rotonda de acceso a Mas Carpa que atraviesa ahora los trámites de concurso público y que ya tenía en cuenta una futura relación con la red ciclable.

En detalle, y según especifica el proyecto, con el nuevo carril bici se mantendrá el actual sentido de circulación del tráfico en ambos lados de la avenida de Tarragona y se estrecharán los carriles destinados a vehículos a motor «para que estos deban reducir la velocidad». Los vecinos de la zona habían denunciado en reiteradas ocasiones que el tráfico supera habitualmente los límites señalizados. El carril bici será segregado y unidireccional, a lado y lado, tanto en sentido Tarragona como hacia Reus. Se colocarán separadores para delimitar el espacio dedicado específicamente a las bicis, que estarán fabricados con PVC reciclado.

La longitud del carril bici será de 1.630 metros por lado, es decir, 3.260 entre la ida y la vuelta, con un ancho de 1,5 metros y 0,8 que ocuparán los separadores. Se pintará de rojo y se señalizarán más intensamente las partes donde haya que reforzar la seguridad para armonizar los diferentes tipos de transporte. El plazo de ejecución es de cuatro meses a partir del inicio de los trabajos y el presupuesto alcanza los 252.500 euros. Este es el segundo proyecto vinculado a la bici que se aprueba en poco tiempo, tras el del carril de Bellissens.

Temas

Comentarios

Lea También