Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Boca de la Mina de Reus recupera su historia gracias a la memoria ciudadana

El Ayuntamiento está recopilando vivencias y recuerdos de los vecinos de Reus en relación a este espacio natural

Montse Plana

Whatsapp
El paseo de la Boca de la Mina será sometido a un proyecto urbanístico de recuperación y mejora en los próximos meses.  FOTO: Fabián Acidres

El paseo de la Boca de la Mina será sometido a un proyecto urbanístico de recuperación y mejora en los próximos meses. FOTO: Fabián Acidres

Reus avanza hacia la recuperación y mejora del paseo de la Boca de la Mina, uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad, lleno de naturaleza y que ha mantenido, a lo largo de los años, su aspecto original. El proyecto, que asciende a más de 3 millones de euros (parte, financiado a través del fondo europeo FEDER), ya fue aprobado definitivamente a finales del pasado mes de mayo. Paralelamente, el Ayuntamiento de Reus ha puesto en marcha otro proyecto y, éste, con un carácter más histórico y social. Se trata de un ejercicio de memoria colectiva, de imágenes y recuerdos de los reusenses relacionado con este espacio. 

«Vivíamos en la calle Sant Jaume y, cuando éramos pequeños, mi padre nos llevaba, a mi hermano y a mí a pasear por la Boca de la Mina», relata Joaquim Mallafré, uno de los protagonistas de la serie de pequeñas entrevistas que el Ayuntamiento de Reus está produciendo con vecinos de la ciudad y que, periódicamente se van colgando en la página web bocadelamina.reus.cat. Se trata de recoger testimonios, experiencias y relaciones con el paseo de la Boca de la Mina. Mallafré, por ejemplo, también recuerda los Lunes de Pascua en la Bassa Nova o cuando festejaba en esta zona, ya siendo mayor. 

Otra entrevistada es Àngels Ollé, impulsora de la escuela Mowgli. «En los años 60, un grupo de padres, maestros y niños tuvimos la suerte de podernos trasladar a la finca de Mas Gasull», dice Ollé, que recuerda que, en esa época, la Boca de la Mina estaba llena de antiguas masías y casas señoriales de familias acomodadas de Reus. «Para los niños y los maestros, fue la descubierta de una naturaleza viva», señala. Recuerda, especialmente, los cambios de estación y la llegada del otoño, «cuando unos señores barrían todas las hojas y hacían hogueras por todo el paseo». 

Las entrevistas también se sirven de las experiencias de los más jóvenes, como es el caso de Hamza El Krah, que explica que va con sus amigos a la Font del Lleó a jugar con sus amigos; o el de Javi Sánchez, que aprovecha la naturaleza de este paseo para entrenarse para las carreras de montaña. «Es un espacio entrañable», subraya otro vecino, Emili Sardà.

El proyecto de memoria colectiva también se nutre a partir de otras iniciativas,  la búsqueda de fotografías antiguas del fondo del CIMIR.  Además, se busca la colaboración ciudadana para que, vía redes sociales, la gente comparta con la etiqueta #BocadelaMina fotografías y experiencias. Además, se están recogiendo vivencias personales a través de la web bocadelamina.reus.cat.

Temas

Comentarios

Lea También