Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Medio Ambiente

Fuga de los residuos abandonados de la planta Bionet de Reus

El Ayuntamiento asegura que licitará en breve las obras para retirar el combustible de los viejos depósitos, descubiertos en 2017. Actuará de forma subsidiaria tras el silencio de la propiedad y el ruinoso estado de la fábrica

FRANCESC GRAS

Whatsapp
La fábrica situada en el polígono AgroReus está totalmente saqueada y acumula varios incidentes. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La fábrica situada en el polígono AgroReus está totalmente saqueada y acumula varios incidentes. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La antigua fábrica de biodiésel Bionet Europa S.L. situada en el polígono AgroReus presenta un estado ruinoso. Está totalmente saqueada y cada vez presenta un estado más degradado por los incontables actos vandálicos que la han dejado sin elementos de hierro, tapas de alcantarilla y todo repleto de suciedad.

Además, ahora se suma la fuga de los residuos de los viejos depósitos abandonados que los resguardaban. Son restos de combustible que desprenden un fuerte olor y que se esparcen por las instalaciones con el peligro que supone en caso de altas temperaturas o si tienen contacto con el fuego. De hecho, la antigua planta suma ya tres incendios.

Todas estas polémicas no han pasado desapercibidas por parte del ayuntamiento, decidido a tomar cartas en el asunto para derribar la fábrica. De hecho, fuentes consultadas explican que en breve saldrán a licitación pública los trabajos de retirada del combustible con un presupuesto de 79.600 euros.

Los planes del consistorio pasan por actuar de forma subsidiaria tras muchos meses requiriendo sin noticias a la propiedad la retirada de los residuos. De hecho, el ayuntamiento conoce la existencia de los restos de combustible desde hace más de dos años, aunque a través de Medi Ambient descartan que sean nocivos para la ciudadanía. La intención es sean tratados por gestores autorizados.

En una segunda fase, el consistorio también actuará para derribar toda la planta y retirar las estructuras y equipos metálicos. Las mismas fuentes estiman que, en este caso, la intervención tendrá un coste de 38.000 euros. Cantidades que será remitidas a los responsables de la planta de biodiédel. Así pues, todas estas intervenciones tendrían un coste de más de 100.000 euros. Al parecer, el proceso de retirada de los residuos y derribo de la fábrica ya se habían iniciado en más de una ocasión.

Una historia de incidentes

La antigua fábrica Bionet lleva cerrada desde el 2012 y se encuentra entre las calles Adrià Gual, Santiago Rusiñol y Rovira i Virgili del polígono AgroReus, que es el que presenta una mayor actividad empresarial. En estos últimos dos años, las instalaciones han registrado tres incendios ante la preocupación expresada por el resto de empresarios que trabajan en la zona. El último episodio tuvo lugar en julio de 2017 y quemó buena parte de los depósitos abandonados, después de que unos desconocidos intentaran robar parte del material que cubre algunas de las grandes cisternas. El fuego generó una densa humareda de color negro visible desde distintos puntos de la ciudad.

Desde entonces, los actos vandálicos no han cesado con el robo de las tapas de alcantarillado y la desaparición de la valla perimetral que cerraba el local para evitar que las personas accedieses al interior de la fábrica. En este sentido, el consistorio también hizo pasos para que se pudiera reponer el vallado también sin suerte.

Temas

Comentarios

Lea También