El ladrón de Reus que dejó un rastro de sangre en su huida

Mossos detuvo el domingo a un hombre de 30 años que rompió un cristal de la Capsa Gaudí, pero que no logró robar nada de su interior. En su intento de escapar de los Mossos, las gotas de sangre de un corte en la mano le delataron

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

Poco después de la una de a madrugada de este domingo, Mossos d'Esquadra detenía a un vecino de Reus de 30 años de edad y con un amplio historial delictivo acusado de un robo en grado de tentativa en la Capsa Gaudí, de la plaza del Mercadal. El hombre fue puesto en libertad con cargos ayer lunes tras declarar en el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus.

El presunto autor fue descubierto cuando intentaba en trar en la Capsa Gaudó por la puerta lateral, en la calle del Vidre. Precisamente para acceder rompió un cristal y se cortó en la mano.

Los testigos llamaron al 112 y acudieron patrullas de la Guàrdia Urbana de Reus y de Mossos, a los que se les facilitó una descripción del ladrón. Los mismos testigos alertaron de que el hombre al no poder entrar y hacerse daño en la mano, dio media vuelta y se echó a correr antes de que nadie lo interceptara.

Las patrullas vieron un rastro de sangre pero no había señales del herido. Pero la suerte acompañó a los agentes porque se recibió una segunda llamada de la calle Santa Anna en la que informaba de que un hombre herido había intentado entrar en su casa y que luego se había metido en otra.

Al llegar los agentes a la vivienda del que había avisado, observaron que la sangre que había en el suelo llevaba a otra vivienda vacia en estado ruinoso y que la puerta carecía de cerradura.

Al entrar, los agentes vieron al herido, que además coincidía en vestimenta con las primeras informaciones del ladrón de la Capsa Gaudí. Fue detenido y llevado al hospital Sant Joan de Reus para que le curaran el corte profundo en la mano.

Tras salir del hospital, fue llevado a la comisaría de Mossos, donde pasó las horas previas a la declaración judicial en una de las celdas. Tras declarar, fue puesto en libertad. Se le acusa de un robo en grado de tentativa y de entrada en vivienda aliena. Además, estaba en la calle en horario de toque de queda.

Temas

Comentarios

Lea También