Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Vila-seca y la nueva era de pactos

Jordi Cabré

Whatsapp
El alcalde saliente, Josep Poblet, el alcaldable que quiere relevarle, Pere Segura. FOTO: Alfredo González

El alcalde saliente, Josep Poblet, el alcaldable que quiere relevarle, Pere Segura. FOTO: Alfredo González

Vila-seca empieza este lunes una nueva era política, tras un pasado escrito de mayorías absolutas de Convergència o mejor dicho de su candidato en la ciudad: Josep Poblet i Tous.

Ante la marcha sin retorno de Poblet, su delfín, Pere Segura, ha logrado mantener en estos comicios la racha de victorias de su ‘maestro’, pero muy lejos de los «paseos» electorales del pasado.  

Hasta la fecha, el gobierno local de Josep Poblet podía trabajar sin problemas, sin pactos, sin ataduras. Hoy, la cosa ya no es así. Segura ha logrado 8 de los 11 escaños que defendía de 2015 y con ello ha perdido la mayoría absoluta. A cambio, pero, tiene la potestad de llevar las riendas de las negociaciones que creo que han empezado ya.
El dilema, pero, es qué camino debe escoger Pere Segura ante las variantes que se le ofrecen de cara a los próximos cuatro años. Se hablaba de un pacto de antemano con la nueva apuesta del PSC en la ciudad. Una complicidad que en los sondeos internos daban más de 11 escaños y con ello la tranquilidad y la hegemonía que ha presidido Poblet hasta la fecha.

Pero los resultados no han plasmado los augurios y el hipotético pacto con el PSC en Vila-seca no da mayoría absoluta ni estabilidad de cuatro años.

De esta forma, el abanico de opciones se reduce a tres cadidatos muy diferentes: ERC, Ciudadanos o Vila-seca en Comú. El ganador de los comicios deberá escuchar a cada uno y asimilar las propuestas o condiciones. Ciudadanos tiene 5 por los 3 de ERC y Vila-seca en Comú. Quizá este es el orden por importancia de la negociación, pero dudo que sea el de preferencias del alcaldable ganador para lograr el acuerdo.
Pere Segura tiene ante sí un reto muy diferente al del ‘maestro’ de las mayorías absolutas.

Temas

Comentarios

Lea También