Más de Opinion

Sant Magí en los barrios

NÚRIA PÉREZ

Whatsapp
Sant Magí en los barrios

Sant Magí en los barrios

La pandemia ha cambiado otra de las imágenes típicas de estos días.

La tradicional Baixada de l’Aigua de Sant Magí se ha llevado a cabo en un camión de época y no en los tradicionales carros de caballos.

Una reducida comitiva de costaleros ha recorrido en medio día en lugar de dos los 66 kilómetros que hay entre el santuario de Brufaganya y Tarragona.

No es la única novedad de estas fiestas sin diada castellera ni procesión.

De un único punto de reparto del agua y los cántaros en el Portal del Carro se ha pasado a siete, entre ellos dos barrios de Ponent: Bonavista y Pilar-Torreforta.

También con el ánimo de descentralizar el Mercat de Torreforta ha acogido por primera vez la Sindriada solidària, el Pont del Diable se ha estrenado como escenario de conciertos y centros cívicos de toda la ciudad están confeccionando un gran mural de apoyo al comercio.

Se trata, sin duda, de una estrategia en la buena dirección.

La peculiar configuración urbanística de Tarragona junto al origen humilde de algunos de los barrios, impulsados con la implantación de las químicas y otras grandes industrias en los sesenta, han hecho que existiera muy poca conexión -y no solo física- entre el centro y la periferia, con realidades y dinámicas paralelas que pueden y deben cambiar a medio-largo plazo con este tipo de políticas.

Ojalá el ermitaño y copatrón de la ciudad no solo haya unido Tarragona con Sant Magí de Brufaganya sino que sirva para acercar más la Part Alta con Ponent y Llevant.

Temas

Comentarios

Lea También