¡Qué grande eres, Rafa!

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
¡Qué grande eres, Rafa!

¡Qué grande eres, Rafa!

Hay ocasiones en las que sus gestas son tan grandes que uno se pregunta de qué pasta están hechos los grandes campeones. Porque sí, están la calidad y el talento, por supuesto, pero hay algo más que marca la diferencia entre un excelente deportista y un campeón.

Ayer lo vimos –una vez más– con Rafa Nadal. A sus 35 años, con el escafoides partido por la mitad –padece Müller-Weiss, una enfermedad degenerativa en uno de los huesos situados en medio del pie y que es esencial para la movilidad del mismo–, se plantó ayer en semifinales del Abierto de Australia tras superar en cinco sets al canadiense Denis Shapovalov. Nada fuera de lo normal si no fuera porque, además de su edad y esa lesión «que me acompañará toda la vida», el mallorquín sufrió un golpe de calor.

Pues nada, ese crack que a estas alturas ya no tiene que demostrar nada a nadie se sobrepuso al dolor, a las molestias, al calor y a su rival para acabar ganándole. En la cancha y fuera de ella, cuando, ante la pataleta de Shapovalov, que le acusó de malgastar tiempo entre puntos y sets, Nadal respondió que «es lógico que después de un partido así uno tenga sus frustraciones. Le tengo mucho cariño y tiene un gran talento. No voy a entrar en ninguna polémica con él. No se lo tengo en cuenta porque sé que es un buen chico». Lo dicho, un campeón muy grande. Un ejemplo para los chavales. Y para los que no lo somos tanto.

Temas

Comentarios

Lea También