Más de Opinion

Opinion Editorial

La gestión de la pandemia

Diari de Tarragona

Whatsapp
Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

De la gran pandemia que todavía nos embarga y nos abruma, después del rebrote y confinamiento en la comarca del Segrià, han derivado algunas evidencias de extraordinaria importancia. En el Estado de las autonomías la pandemia ha puesto en claro el valor de acertar en la aplicación del principio de subsidiaridad, es decir, en la atribución de las competencias en el escalón administrativo más eficiente en cada caso. En el abordaje de la Covid-19, los sistemas sanitarios autonómicos han sido clave en el encarnizado combate contra el virus.

Sin embargo, ha resultado determinante la coordinación y la dirección de todos los recursos a cargo de las instituciones centrales, que en este caso habían quedado extremadamente adelgazadas por una previa descentralización mal dibujada. El Gobierno organizó la estrategia de respuesta, la declaración del estado de alarma para hacer posible el confinamiento, el reparto de tareas en los momentos de congestión de las instalaciones, la compra internacional de material sanitario en momentos en que la demanda mundial desbocada había acaparado la exigua oferta, ya que, salvo los previsores chinos, nadie había imaginado que podía suceder alguna vez lo que realmente ocurrió.

Todo este planteamiento tiene sentido si se aborda a escala europea. La pertenencia a la entidad supranacional, a la Unión Europea, que ya incluye importantes cesiones de soberanía, debe potenciar el escalón continental. De momento, el gran fondo en ciernes, el ‘Next Generation EU’, será temporal y referido a un solo episodio; urge institucionalizarlo para que actúe como paraguas -o como red inferior- no sólo en casos extraordinarios sino de manera común y permanente.

Nuestro Estado de las autonomías, un cuasi federalismo construido con el exclusivo propósito de mitigar ancestrales reclamaciones históricas, necesita una racionalización profunda que imite modelos federales consolidados que han superado la prueba de la experiencia.

Temas

Comentarios

Lea También