Más de Opinión

El reino de la confusión

De ahí a improvisar cada día y a enviar mensajes que no hacen otra cosa que incrementar los miedos y la confusión entre la población va un mundo

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

Está bien. Entendemos que la gestión de una crisis sanitaria de la envergadura de la que nos ha golpeado no es fácil; sabemos que no hay un manual que diga a los gobiernos cómo hay que actuar en caso de una pandemia mundial; somos conscientes de que el suyo es un trabajo muy complicado. Pero de ahí a improvisar cada día y a enviar mensajes que no hacen otra cosa que incrementar los miedos y la confusión entre la población, ya de por sí en unos elevados niveles de estrés y ansiedad, va un mundo. Y es que no se comprende que en un mismo gobierno un consejero diga que el teletrabajo es obligatorio y que incluso se sancionará a las empresas que no apuesten por esta modalidad al mismo tiempo que colegas suyos, consejeros del mismo ejecutivo, aseguren prácticamente al mismo tiempo que se trata solo de una recomendación, pues no tienen capacidad para obligar. ¿Acaso no hablan entre ellos? Como no es de recibo que «pongan sobre la mesa» medidas como el confinamiento domiciliario, ya sea de 15 días o de fin de semana, con la angustia que este anuncio genera, y haya de salir el ministro de Sanidad a aclarar que el actual decreto de estado de alarma, aprobado el pasado domingo, «no permite confinamientos domiciliarios, ni de un día, ni de dos días, ni de fin de semana». Por favor, señores de la Generalitat, vean antes de hablar qué medidas pueden tomar y cuáles no, pónganse de acuerdo antes de comunicarlas a la opinión pública y, por favor, no contribuyan más a enredar una situación que ya es por sí misma lo bastante complicada sin necesidad de que los que deberían darnos certezas añadan más incertidumbre. Tampoco es pedir tanto.

Temas

Comentarios

Lea También