Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

El entrenador y las vacas

ANTONI COLL I GILABERT

Whatsapp
El entrenador y las vacas

El entrenador y las vacas

«Ayer paseaba entre las vacas y hoy entreno a los mejores del mundo» –dijo Quique Setién en su primera rueda de prensa frente al Barça. Sin olvidar que las vacas de Santander no son cualesquiera, hay que reconocer que ahora dirigirá a verdaderas vacas sagradas.

Naturalmente a Setién le preguntaron por Messi, y su respuesta fue: «No hay que decirle qué debe hacer, basta con ponerle en el campo».

Me ha recordado lo de Hitchcock con Cary Grant: «Uno no dirige a Cary. Se limita a ponerlo delante de una cámara».

La realidad es que Messi lleva diez años proporcionando al Barça su época dorada. En el primer partido dirigido por Setién, metió el gol.

Quizá se han repartido los papeles: Setién se responsabiliza del buen juego y Messi, del resultado.

Temas

Comentarios

Lea También