Confinados. ¿Y?

Álex Saldaña

Whatsapp
Álex Saldaña

Álex Saldaña

Me van a perdonar, pero a estas alturas no entiendo muy bien la polémica suscitada en torno al confinamiento obligatorio de un grupo de estudiantes en hoteles de Baleares tras un ‘macrobrote’ que deja ya 1.167 contagios, 4.796 personas en cuarentena en nueve comunidades y catorce chavales ingresados en Mallorca.

Vamos a ver, ¿no habíamos quedado en que los contactos estrechos de un positivo deben mantener diez días de cuarentena? El portavoz del Comité Autonómico de Enfermedades Infecciosas de Baleares, Javier Arranz, trató de tranquilizar a los padres de estos chicos asegurando que los jóvenes en cuarentena «están bien atendidos y controlados médicamente». Entonces, ¿dónde está el problema? Obviamente, a nadie le hace gracia pagar y planear unas vacaciones para estar aislado en un cuarto de hotel, por muy de cuatro estrellas que sea, pero no es menos cierto que, como recuerda el propio Arranz, «la cuarentena no ha dejado de existir por ir de vacaciones».

Quizá habría que recordar a la población en general y a estos jóvenes en particular los duros momentos que hemos pasado en esta maldita pandemia a la que aún no hemos derrotado, aunque nos lo hayamos creído tras la eliminación del estado de alarma y el fin de las mascarillas en la calle. Ayer, sin ir más lejos, uno de esos jóvenes de 18 años que se contagió durante un viaje de fin de curso a Mallorca tuvo que ser trasladado a la UCI tras empeorar su estado. No, ni siquiera los jóvenes que van de vacaciones están exentos de complicaciones por el virus. Tengámoslo presente.

Temas

Comentarios

Lea También