Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘La musclada’ arrasa en las Fiestas de el Serrallo

CrónicaCelebraciones. El barrio marítimo sigue con sus fiestas mientras que Parc Riu Clar puso fin a las suyas con una fideuá y unas sevillanas

LAURA ROVIRA

Whatsapp
La Plantada de Gegants antes de empezar la cercavila en la mañana del domingo de las fiestas de la Mare de Déu del Carme de El Serrallo en el Moll dels Pescadors.  FOTO: FABIÁN ACIDRES

La Plantada de Gegants antes de empezar la cercavila en la mañana del domingo de las fiestas de la Mare de Déu del Carme de El Serrallo en el Moll dels Pescadors. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Los gegants despertaban El Serrallo la mañana del domingo paseando por sus calles acompañados de música y de algunos espectadores que agradecían el ambiente fresco que poco después se convirtió en una breve lluvia. Ni la amenaza de nubes oscuras, ni la verbena hasta altas horas de la madrugada de la noche anterior evitaron que a medida que fue avanzando la mañana la calle de los bares y restaurantes de la Part Baixa de Tarragona se fuera llenando de gente.

La Cercavila de Gegants terminaba sobre la 13 horas con todas las figuras reunidas en el Moll dels Pescadors, donde media hora después empezaba un vermut musical acompañado de una ‘musclada’ que formó largas colas desde la primera canción. «Comer mejillones en El Serrallo y con este ambiente festivo es un privilegio», comentaba Sonia, que venia por primera vez a esta zona de Tarragona y quedó fascinada con el tamaño de los mejillones y las abundantes raciones.

Minguet, un pescador que ha pasado toda su vida en El Serrallo, era uno de los encargados de cocinar los mejillones. «Este año ha venido mucha más gente a las fiestas que el año pasado, sobre todo en las verbenas», comentaba Minguet. Y es que fue tanto el inesperado éxito de asistencia que el domingo ya no quedaban vasos reciclables y en la noche del sábado se acabaron antes algunas bebidas que la música. Los mejillones reafirmaron esta positiva respuesta y la abundante afluencia de gente, ya que se vendieron todos los tíquets.

El vermut se fue llenando poco a poco de gente y sobre todo de muchas familias que aguantaron la fugaz lluvia disfrutando de un ambiente festivo que aún tenía que aguantar dos días más. La noche del domingo la protagonizaron las clásicas chispas y el tradicional fuego de la mano de los Diables de Voramar con el Correfoc Bestiari Infantil. Será mañana cuando El Serrallo despida un año más las fiestas de la Mare de Déu del Carme con la Processó Marítima del Carme a las 19 de la tarde.

Los jubilados, protagonistas

Parc Riu Clar hacía un homenaje especial a los jubilados del barrio en uno de los eventos estrella de sus fiestas: la fideuada popular. Disfrutar de esta comida fue gratis para todas las personas de la tercera edad. Una iniciativa que pretendía reconocer y agradecer la labor de aquellos y aquellas que vivieron y construyeron el barrio desde sus inicios. Unos protagonistas del origen de Parc Riu Clar que han podido observar la evolución del barrio. «Esto ya no es lo que era, pero los vecinos de toda la vida seguimos igual y nosotros formamos lo que es el barrio», comentaba Gabriel, un histórico vecino.

Durante las fiestas, el barrio se quedó pequeño pero más vivo que nunca. «Viene mucha gente que ya no está en el barrio, las fiestas siempre son un motivo para volver a reunirnos, hay cosas que no se olvidan», comentaba Rosa Mari, una veterana vecina de Parc Riu Clar y una fiel colaboradora en la organización de las fiestas.

Aunque la fideuada era el acto con mayor reclamo, el último día de las fiestas empezaba mucho antes con una chocolatada popular a las 10 de la mañana y un vermut rumbero que empezó a llenarse de gente con más ganas de fideuá a medida que iba avanzando su cocinado y la olor llegaba a los asistentes.

Finalmente, 150 personas disfrutaron de dos grandes paellas llenas de fideuá en las que los más satisfechos fueron los privilegiados protagonistas. El cierre de fiestas siguió por la tarde con una actuación de sevillanas, una fiesta holly y una guerra de espuma.

Temas

Comentarios

Lea También