Todos los beneficios son iguales, pero algunos lo son más

Las empresas que han subido su cotización han arrastrado a los índices

Whatsapp
Joan Bonet, CaixaBank Banca Privada

Joan Bonet, CaixaBank Banca Privada

Como en la novela Rebelión en la Granja de George Orwell, los inversores parecen considerar que todos los beneficios son iguales, pero unos son más iguales que otros.

En el ciclo de recuperación de la pandemia -2020 y 2021- el crecimiento de los beneficios de las empresas cotizadas ha sido muy similar en la Eurozona (un crecimiento acumulado del 24%), Japón (21%) y EE.UU. (21%). Sin embargo, el rendimiento de los respectivos índices ha sido muy distinto por la variación del precio que se paga por esos beneficios.

El múltiplo de precio sobre beneficio se ha encarecido un 20% en EEUU, mientras que en Europa y Japón se ha abaratado ente un 5% y un 10%.
La diferencia en la valoración de los beneficios también se puede ver por el desglose sectorial.

El sector de tecnología ha contribuido mucho al crecimiento de los beneficios, más de un 30%, pero más al del precio que se paga por ellos, casi un 60% de esa subida. Las ‘Cenicientas’, los sectores de materiales y financiero, han aportado ente los dos un 47% del incremento en beneficios (21% y 26% respectivamente), pero han detraído del encaramiento un 30%.

El rendimiento de los índices ha sido muy distinto por la variación del precio que se paga por esos beneficios

La palma es, sin duda, para consumo cíclico que, añadiendo sólo un 2% a los beneficios, contribuye el 40% de la inflación de precios, pero claro, en ese sector Tesla pesa un 10%. Desde 2019 el fabricante de automóviles ha cuadriplicado su beneficio operativo (como Volkswagen, por otra parte), pero su precio se ha multiplicado por 14 (el Volkswagen por 1,2).

De hecho, la mayor parte de las compañías cotizan a múltiplos similares o inferiores a los de 2019, pero las que han subido lo ha hecho tanto que han arrastrado a los índices. El índice global de empresas de mayor capitalización ha pasado de un precio sobre beneficio de 16 veces a finales de 2019 a 18 veces en diciembre de 2021 pero si quitamos el 5% de empresas que más contribuyen al encarecimiento, el precio del índice no habría variado.

Son un puñado de valores que tienen en común la posibilidad de convertirse en los gigantes del futuro (Tesla, Shopify, Spotify, etc.) pero la posibilidad sin duda no es la certeza. Esos futuros gigantes tienen que competir no solo entre ellos -solo en vehículos eléctricos ya tenemos más de media docena de ‘campeones’ cotizando: Tesla, Lucid, Nio, Rivian, entre otros.- si no con los actuales gigantes, en dos años la cuota de mercado en coches eléctricos de Tesla ha pasado del 28% al 23%, la de los fabricantes tradicionales del 22% al 32%.

Hace falta mucha fe para pagar 120 veces el beneficio de Tesla frente a 8 el de Volkswagen o 11 el de Toyota.

Joan Bonet, CaixaBank Banca Privada

Temas

Comentarios

Lea También