Economía Ayudas

España pide 20.000 millones para poder pagar los ERTE

Lo que reciba de la Unión Europea dependerá de lo que pidan otros países porque la cifra no puede sumar más del 60% de los 100.000 millones del fondo previsto

CRISTINA VALLEJO

Whatsapp
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante un pleno del Congreso.FOTO: EFE

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante un pleno del Congreso.FOTO: EFE

España ha solicitado a la Comisión Europea más de 20.000 millones de euros del nuevo instrumento SURE. Este programa comunitario facilita financiación a los países miembros para que hagan frente a los programas que han puesto en marcha en apoyo de trabajadores, autónomos y empresas afectados por la crisis desatada por la pandemia y que está disparando el gasto público y hundiendo la recaudación por cotizaciones sociales.

La cantidad que termine recibiendo España dependerá del volumen que soliciten el resto de países que apelen a esta financiación. Porque existen dos limitaciones. En primer lugar, el SURE estará dotado con un máximo de 100.000 millones. Y, en segundo lugar, los tres principales beneficiarios del programa no pueden llegar a sumar más del 60% de la dotación del fondo. La petición de España supone más de un 20% del total y puede estar al límite del máximo que podría recibir.

Con los fondos que perciba España, se podrán financiar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), tanto en lo que se refiere a las prestaciones dirigidas a los trabajadores como a las cotizaciones sociales que se ahorran los empresarios. Además, podrán ir a cargo de los recursos del SURE la prestación extraordinaria por cese de actividad que se aprobó para los autónomos, así como la de incapacidad temporal para personas que hayan estado de baja aquejadas de la covid-19, al igual que el apoyo a los trabajadores fijos discontinuos, en particular los empleados del sector turístico.

España, primer solicitante

Las solicitudes para el acceso a este programa están abiertas esta semana, hasta el 7 de agosto, y se espera que unos 18 países del club comunitario soliciten acceso a este instrumento, que se aprobó el pasado mes de mayo. El Gobierno español ha sido el primero que ha cursado la petición formal de los fondos. Una vez recogidas todas las peticiones, el Consejo de la Unión Europea, a propuesta de la Comisión, será el encargado de determinar la cifra que corresponderá a cada país. Y, a partir de ahí, el crédito será desembolsado a los Estados en varios tramos, el primero de los cuales se prevé que se reciba este mismo otoño y, el resto, a partir de 2021.

Los recursos europeos serán una potente inyección para hacer frente a los costes de los ERTE y a otras prestaciones a trabajadores y autónomos aprobadas alrededor de la fecha del decreto del estado de alarma, a mediados de marzo.

Temas

Comentarios

Lea También