Prohibido rendirse

El Nàstic recibe al Andorra en un partido vital para mantener la ilusión

JAUME APARICIO LÓPEZ

Whatsapp
El Nàstic se enfrenta al Andorra para pelear por las plazas de play-off. Foto: Fabian Acidres Pons

El Nàstic se enfrenta al Andorra para pelear por las plazas de play-off. Foto: Fabian Acidres Pons

El Nàstic necesita arrancar la segunda vuelta dando un golpe sobre la mesa. Olvidando los tropiezos y las maldiciones de la primera parte del curso y concentrarse en volver a llamar la atención y advertir que no ha dicho su última palabra en la pelea por las plazas de play-off. Un mensaje que quedaría claro si los granas son capaces de superar esta tarde al Andorra.

Está claro que en el Nou Estadi las probabilidades de ganar se multiplican por cien. Más que nada porque fuera de casa todavía no han ganado. Aunque para lograrlo el conjunto que dirige Raül Agné deberá mejorar su faceta goleadora. Mucho. Lleva tres jornadas sin perforar la portería rival y en los últimos ocho enfrentamientos (contando la ronda de Copa del Rey frente al Linares Deportivo) solo ha conseguido anotar dos tantos. De ahí que la principal preocupación de la plantilla sea conseguir materializar las ocasiones que se generan. Múltiples en partidos como el de la pasada jornada ante la RB Linense. Oportunidades que llegaron por tierra, mar y aire pero que no encontraron el objetivo del gol.

Realmente, ese punto de la efectividad es lo único que diferencia al Nàstic con un equipo de la zona de play-off. El cuadro tarraconense no ha hecho malos partidos. En condiciones normales podríamos hablar de unos siete puntos más de los que suma actualmente. Con solo el 33% de las ocasiones convertidas. Pero con la dinámica goleadora actual la realidad es bien diferente. Una en la que el Nàstic ha perdido comba con la parte de arriba y ahora le toca correr para reengancharse a tiempo.

El equipo que presentará Raül Agné contará con la ausencia segura de Carlos Albarrán, lesionado en La Línea y que está a la espera de conocer el alcance de su lesión en el abductor. Pol Domingo es quien tiene todos los números para relevarle. Siempre que no se den sorpresas.

Inesperado sería también que Nil Jiménez no sumara una nueva titularidad. El lateral barcelonés fue de los más peligrosos en la jornada pasada jugando como extremo zurdo. Tuvo dos ocasiones claras, que falló, pero que demuestran su constante aportación ofensiva cada vez que aparece por el césped.

El Andorra llega a Tarragona tocado por los dos últimos resultados. Empate sin goles ante el Costa Brava en el Estadi Nacional y derrota en el Alfredo Dí Stéfano frente al Real Madrid Castilla (3-1). Eder Sarabia no podrá contar con uno de sus futbolistas más letales, Carlitos Martínez ni con Pedraza, ambos lesionados, como tampoco con Roger Riera, expulsado en el último encuentro. Sí tendrá a su disposición al neerlandés Hector Hevel, un centrocampista determinante que ya fue verdugo del Nàstic en el partido de ida disputado en Andorra anotando el primer gol del partido.

Un partido atractivo, aunque en jornada laboral, para que la grada del Nou Estadi recupere parte de la ilusión perdida.

Temas

Comentarios

Lea También