Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Hockey

La resaca de la Supercopa pasa factura para el Reus

Hockey. Un mal inicio de partido, con tres goles encajados en los primeros seis minutos, sentencia a los rojinegros en la pista del Girona (5-1)

Diari de Tarragona

Whatsapp
Marc Julià protege la bola ante un jugador del Girona CH. Foto: Reus Deportiu

Marc Julià protege la bola ante un jugador del Girona CH. Foto: Reus Deportiu

Varapalo para el Supercampeón de España, el Reus Deportiu Miró, en la pista del Girona CH. Los de Jordi Garcia estuvieron todo el partido por debajo en el marcador y sufrieron un duro correctivo en el primer partido de liga (5-1).

 La derrota se fraguó desde los primeros minutos, y es que el Reus solo estuvo empatado en el marcador durante los primeros cuatro minutos. Los 46 restantes, viendo cómo el Girona se iba alejando cada vez más, certificando su victoria.

En cuestión de dos minutos, el Reus se vería con una losa encima muy pesada, tres goles encajados. El gran inicio del Girona tuvo nombre propio, Xavier Gurri. Él se encargó de hacer el segundo y tercer tanto de los locales. El primer tanto lo había hecho Oriol Garcia.

Se encontraba entonces el Reus ante un escenario más que complicado. Hace tan solo tres días habían celebrado con su afición la Supercopa de España conseguida ante el Barça, y verse con un resultado adverso pasados solo seis minutos de partido se hacía muy difícil de remontar, ante un Girona crecido y con su público remando a favor y llevando a sus jugadores en volandas.

Sin embargo, la sangre del Reus de campeón apareció en el minuto 12 cuando Alex Rodríguez anotaba de penalti y recortaba distancias.

 El Reus trató de acercarse más al marcador en los más de 10 minutos restantes de primera parte, pero el Girona aguantó las embestidas y se marchó al descanso con una ventaja de dos goles (3-1).

Al inicio de la segunda mitad, cuando debía llegar otra intentona rojinegra para meterse de lleno en el partido, fueron los locales los que golpearon, gracias a un tanto de Josep Hernández, que dejaba de nuevo el partido más que complicado para el Reus.

A falta de ocho mintos para el final, el Girona quiso rematar su particular festival con el quinto, de Gerard Pujol. Alex Rodríguez tuvo una falta directa a afalta de cinco minutos para maquillar el resultado pero erró, dejando claro que no era el día del Reus.

En la segunda jornada de esta OK Liga, el Reus tratará de estrenar su casillero de victorias en casa ante el CP Taradell el sábado a partir de las 21.00 horas.


 

Temas

Comentarios

Lea También