Deportes Voleibol

La jerarquía del SPiSP vale el derbi

Voleibol. Los tarraconenses derrotaron en casa al CEVOL Torredembarra por 3-1

Alex Saltó

Whatsapp
Elio Carrodeguas remata un ataque del SPiSP durante el derbi ante el CEVOL Torredembarra. Foto: Fabián Acidres

Elio Carrodeguas remata un ataque del SPiSP durante el derbi ante el CEVOL Torredembarra. Foto: Fabián Acidres

El destino quiso que las aficiones de CV SPiSP y CEVOL Torredembarra no pudieran disfrutar desde la grada del Pavelló Municipal de Sant Pere i Sant Pau de un derbi histórico, el primero entre ellos en la Superliga 2. El destino no pudo evitar, pero, que la experiencia y jerarquía del cuadro cooperativista significara la victoria de los locales, que sumaron su primer triunfo en casa de la temporada al superar a los torrenses por 3-1.

Había un nombre propio que en la previa destacó por encima de cualquier otro. Era el de Carlos Mora, cómo no. El flamante jugador y entrenador del CEVOL Torredembarra, hace tan solo unos meses capitán del CV Sant Pere i Sant Pau, se veía las caras con su anterior equipo tras cambiar el rumbo del CEVOL con dos victorias en sus dos primeros partidos. Al otro lado, el SPiSP estaba acusando precisamente su baja esta temporada, en un inicio abrupto. El duelo directo de clubes se trasladaba también a las individualidades. El enfrentamiento entre las estrellas de ambos equipos,  Elio Carrodeguas y el propio Mora se antojaba épico. Cada uno liderando las ofensivas de su bando, cada uno siendo el referente dentro y fuera de la pista. 

El CV SPiSP supo jugar sus cartas. Sin tener un dominio aplastante, consiguió reducir en los primeros compases de encuentro los ataques torrenses. Ejercieron su papel de favoritos, tomando la primera ventaja significativa en el marcador (10-4). La distancia no se alargaba, pero tampoco se reducía. Dos errores no forzados del CEVOL devolvían la ventaja de seis puntos (14-8) al SPiSP, mientras Mora salía al rescate de los suyos. 

Por pura inercia, los puntos siguieron cayendo del bando rojillo. No bajó los brazos el CEVOL, al que le costó asentarse, pero los ataques, quizás inconscientemente, ya eran menos poderosos, más dubitativos. El primer set se había escapado virtualmente, y había que prepararse para una nueva batalla en el segundo. 

Un parcial de 7-2 animó a los de Iñaki Bescós y los visitantes habían dado un aviso de que el resto de sets no serían como el primero. Nahuel se puso el mono de trabajo en defensa y en ataque para finiquitar el set (25-17).

El tramo final del primer periodo encontró continuidad en el inicio del segundo. El CEVOL Torredembara no se amilanó al verse por debajo, y ningún equipo daba el brazo a torcer (5-5). Debía ser el set de los visitantes. Verse 2-0 en el marcador sería un golpe muy duro y la montaña se haría demasiada dura para escalar, aunque el CEVOL había demostrado capacidad para levantarse en situaciones así durante las jornadas anteriores. Mora y, desde el saque, Noé sumaron un parcial de 3-0 que abría el camino para los visitantes (13-17).

En ese momento debían salir al las figuras y el espíritu de equipo que ha llevado al Sant Pere i Sant Pau a estar a punto de lograr el ascenso durante las dos últimas temporadas. 

Sanllehí era otra de los armas escondidas del CEVOL. Encimando desde el flanco izquierdo, sus ataques cruzados sorprendieron a la defensa tarraconense. Junto a, evidentemente, Carlos Mora, se encargaron de finalizar las ofensivas que darían dos pelotas de set a los torrenses. 

La estrella sorpresa sería de nuevo Nahuel, que dejó dos genialidades en ataque que dieron la vuelta al resultado, otorgando a su equipo ahora la posibilidad de adjudicarse el periodo. Noé no pudo mantener su acierto, y erró en el mate decisivo que desembocó en el 2-0 para los locales. La competitividad y jerarquía del CV SPiSP salieron a relucir cuando más necesario fueron (26-24). 

Ante la incógnita de cómo se recuperaría el CEVOL, los torrenses volvieron a alzarse con la misma fe. Ni el varapalo de la lesión de Sanllehí evitó que se asumieran la iniciativa de nuevo durante buena parte del set (9-14). Esta vez no se dejó sorprender el conjunto visitante. Dani, recambio de lujo, sumó dos grandes acciones vitales que acercaron al CEVOL al premio (16-22). A medida que el encuentro iba superando etapas, el CEVOL encontró la forma para mejorar la recepción y bloquear los ataques cooperativistas. Sin desaprovechar ni un oportunidad, cerraban el set de manera contundente (17-25) y presentaban candidatura al partido.

Pese a que el resultado le seguía favoreciendo, la presión parecía ahora para el CV SPiSP, que debía frenar la rebelión visitante de raíz si no quería que se le complicara el partido. En el incoo del cuarto set no dejó coger la delantera a los visitantes, y la igualdad reinó en los primeros compases. Puso la quinta el equipo de Vlado Stevovski con el 8-8. El Ghouati y del Río se impusieron en los duelos en la red, y Carrodeguas decidió en ataque para sumar un parcial de 5-0 (13-8). Aparecieron lagunas lógicas entonces en la defensa visitante, que decantaron la balanza. El ímpetu del CEVOL no evitó que el SPiSP se acercara irremediablemente al triunfo que acabó consumiéndose tras un remate de Nahuel (25-20). 

Importante victoria que debe ser clave para relanzar la trayectoria del CV SPiSP en la Superliga 2 y devolverle a las plazas privilegiadas de la clasificación

Temas

Comentarios

Lea También