Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Deportes CICLISMO

Josep Betalú, el nuevo conquistador

El ampostino, ganador de cuatro Titan Desert, quiere completar este sábado La Ruta de los Conquistadores en menos de 17 horas non stop y en solitario. La prueba, en Costa Rica, comunica el Océano Atlántico y el Mar Caribe

ENRIC ALGUERÓ

Whatsapp
Josep Betalú, en una de sus victorias. FOTO: Cedida

Josep Betalú, en una de sus victorias. FOTO: Cedida

Josep Betalú afronta otro importante reto en su dilatada carrera como ciclista profesional. El ciclista de Amposta, que está pasando el confinamiento en Costa Rica, quiere completar, en honor de los cuerpos policiales por su trabajo para controlar la pandemia de la Covid-19 en el país caribeño, los 300 km de la Ruta de los Conquistadores en un tiempo que oscile entre las 16h30’ y 17 horas. Una auténtica proeza si tenemos en cuenta que esta prueba costarricense por etapas, una de las pioneras y más duras del mundo, se realiza en tres días. La prueba que comunica el Océano Atlántico y el Mar Caribe se basa en el recorrido que realizaron los conquistadores españoles entre 1520 y 1575, encabezados por Juan de Cavallón y Arboleda.

Betalú piensa cubrir el recorrido de las tres etapas de esta prueba que Costa Rica programa cada año en solo 17 horas bajo el nombre: ‘Reto del Pacífico al Caribe’. El reto consiste en completar todo el trayecto sin parar, saliendo desde Jacó a la medianoche de este sábado, con final en Caño Blanco ese mismo día cerca de las cinco y media de la tarde.

Esta odisea incluye una primera etapa de 86 kilómetros desde Jacó hasta la Finca El Rodeo en Ciudad Colón. La segunda fase se iniciará en el centro comercial Terramall en Tres Ríos, donde ascenderá hasta San Juan de Chicuá en el cantón de Oreamuno, cruzando los volcanes Irazú y Turrialba y finalizando este circuito en el Catie, en la campiña azucarera que suma un total de 80 kilómetros. Finalmente, la tercera etapa comienza en Turrialba y finaliza en Caño Blanco en Siquirres de Limón donde será recibido por los cuerpos policiales con todos los honores.

El ganador de cuatro ediciones de la Garmin Titan Desert completará las tres etapas seguidas de las que consta La Ruta de los Conquistadores, con sus enlaces pertinentes. «Serán como cuatro etapas porque habrá que pedalear 2 horas y 2 horas y media, respectivamente, en ambos enlaces». La climatología y el entorno natural jugarán un papel decisivo para lograr su objetivo. «Tengo previsto hacerlo entre 16 horas y media y 17. Y como solo hay unas 12 horas de luz, saldré a medianoche. La primera etapa será nocturna y se pasa por un parque nacional muy peligroso porque hay animales complicados: Pumas, leopardos, y serpientes terciopelo, cuya picadura deja poco margen de reacción. Esto lo pasaré solo».

Cabe decir que todo ello formará parte de un documental que se grabará. Además, en la caravana que le acompañará muchos medios de comunicación seguirán al deportista y retransmitirán este desafío.

En la rueda de prensa de presentación, que tuvo como escenario el Ministero de Seguridad Pública de Costa Rica, Betalú habló de las características del reto. «El terreno es muy complicado porque es en época de lluvias. Puede estar seco y luego llover mucho hasta ponerse fangoso e intransitable. Es difícil gestionar estos cambios y estos microclimas», dice un Betalú que entrena habitualmente en este país centroamericano y que a principios de año se pudo estrenar como campeón venciendo la primera edición de la Titan Series Arabia Saudí.

Compromiso social

Además indicó que sus tres principales objetivos para el desarrollo de esta vuelta es agradecer a los cuerpos policiales «por estar en la primera línea de defensa en momentos complicados por la Covid-19, enviar un mensaje de superación personal de que si te propones algo es posible lograrlo con trabajo, disciplina y desempeño profesional y, por último, hacer una llamada a mis colegas a respetar las medidas sanitarias». En este sentido, hay que tener en cuenta la baja tasa de infectados y muertos por la Covid-19. Y, finalmente, el dinero recaudado «será para una causa benéfica, para gente necesitada».

Para Josep Betalú, Costa Rica es prácticamente su primer hogar desde hace varios meses, pues cuando empezaron los casos de pandemia del coronavirus, había terminado su participación con victoria en la prueba del Cerro de la Muerte. Al no poder volver a Catalunya por haberse cerrado las fronteras fijó su eventual residencia en la zona alta del Valle Central de Costa Rica, donde hay menos restricciones que en la mayoría de lugares y puede efectuar su preparación a 2.000 metros de altura.

En estos tiempos convulsos, el corredor de KH7-Logifrío ha encontrado el momento para poder marcarse este objetivo. «Ahora que no hay competiciones es el momento para preparar esto. Son muchas horas. He tenido que entrenar mucho y también he tenido mucho trabajo para cuadrar con patrocinadores y medios de comunicación». Lo cierto es que lleva más de dos meses trabajando en ello, pero valdrá la pena. «Es algo muy importante que nadie ha hecho nunca y creo que dará la vuelta al mundo». El conquistador Betalú no tiene límites.

Temas

Comentarios

Lea También