Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Javi Márquez, una obra maestra en Castalia

NÀSTIC. Javi Márquez culminó una actuación excelente ante el Castellón con un gol antológico desde el centro del campo. Regresó tras más de un mes de lesión

Juanfran Moreno

Whatsapp
Javi Márquez en el encuentro frente al Castellón. FOTO: NÀSTIC

Javi Márquez en el encuentro frente al Castellón. FOTO: NÀSTIC

No es fácil encontrar a un futbolista que juegue y haga jugar. Son una especie en extinción y por eso están tan bien valorados. Mediocentros defensivos, de ida y vuelta o llegadores hay muchos, pero que tengan la capacidad para manejar el tempo del partido no tanto. Javi Márquez responde a la perfección a este tipo de centrocampista. El jugador barcelonés impone su ley cuando está sobre el terreno de juego. Piensa un segundo antes que el resto, ejecuta con precisión con su zurda y ordena al equipo cuando éste tiene el balón.

No es casualidad que el Nàstic completara una de sus mejores actuaciones ofensivas de la temporada con el ‘10’ sobre el verde. Tras más de un mes alejado de los terrenos de juego, Márquez regresó al once titular. El conjunto tarraconense lo agradeció. El equipo de Toni Seligrat movió el cuero con más alegría, consiguió filtrar más balones en tres cuartos y no cayó en ese recurso del juego directo por obligación. Todas esas mejoras en fase ofensiva llevan la firma de Márquez. Su encuentro en Castalia fue excelente. Con su actuación permitió que sus compañeros ofrecieran una mejor versión con balón, les dirigió en la colocación y les permitió tener un mayor espacio-tiempo cuando estos recibían el cuero en salida de balón.

Uno no ha querido nombrar el golazo del mediocentro hasta el tercer párrafo porque cree oportuno destacar el encuentro de Javi Márquez desde otros puntos. En todo caso, es innegable que el gol conseguido por el centrocampista hay que reseñarlo. Porque no existen dudas de que estamos ante uno de los goles de la temporada. Sencillamente, un tanto de otro nivel. ¿Sorprendió? Sí, pero en el fondo si alguien era capaz de obrar una genialidad como la vivida en Castalia ese era Javi Márquez.

El partido navegaba en el 1-2 después de que el Castellón hubiese remontado el 1-0 de penalti de Javier Bonilla. El escenario orellut se encontraba en un momento de éxtasis absoluto. Le habían dado la vuelta al marcador en un tramo de partido en el que habían inclinado el campo hacia la portería de Bernabé Barragán. La inercia era peligrosa. El conjunto grana yacía dubitativo sobre el verde. Los de Óscar Cano eran conscientes de ese estado emocional y tenían en su mente terminar de reventar el partido con un tercer tanto antes del descanso.

Magia en el 33’

Lo que ocurrió en el minuto 33 nadie lo podía vislumbrar de ninguna de las maneras. Fue un chispazo tan efímero como demoledor. Juan Rodríguez sacó en corto y Javi Márquez recibió sin oposición en el círculo central. Lo lógico hubiese sido que el mediocentro iniciara un ataque en estático. Un pase corto era el acto más coherente. Para todos, menos para el zurdo de oro. El ‘10’ ya tenía dibujada en su cabeza una acción que implicaba una personalidad y una calidad técnica de otro nivel.

El centrocampista del Nàstic alzó la cabeza y ejecutó un golpeo que sobrevoló Castalia bajo la incredulidad de los aficionados asistentes. No era un balón al espacio ni una apertura. Era un disparo con el que buscaba superar a Campos, portero del Castellón. Vaya si lo hizo. El cuero terminó colándose en la portería castellonense con una precisión extraordinaria. Uno buscaba el hilo entre la pelota y la meta, pero no lo encontró. Ni siquiera se puede decir que el arquero orellut estuviera excesivamente adelantado. Sencillamente fue una obra maestra que permanecerá en la memoria grana para la eternidad.

Solo el gol en el último minuto del Castellón pudo empañar una pieza de museo como la que regaló Javi Márquez en Castalia. Su gol fue arte puro, pero su actuación en Castalia todavía lo fue más. El ‘10’ grana ha regresado brillando, comandando y dejando una pregunta en el aire: ¿Dónde estaría el Nàstic ahora si a Márquez le hubiesen respetado las lesiones? Las respuestas siempre van a ser hipótesis, pero no existen sospechas de que el conjunto grana con Javi Márquez es otro. A los últimos 20 minutos ante el Castellón hay que remitirse para ello. Sin su faro, el conjunto tarraconense perdió el norte y la victoria.

Mala suerte con las lesiones

La temporada de Javi Márquez no está siendo sencilla. Este año estrenaba capitanía y la ilusión era absoluta. Sin embargo, antes del debut liguero ante el Llagostera sufrió una lesión que le dejó en el dique seco durante muchos partidos. Su estreno no llegó hasta el 1 diciembre frente al Prat. Tras este encuentro encadenó hasta siete titularidades consecutivas (5 en liga y 2 en Copa del Rey), pero precisamente frente al Llagostera volvía a caer lesionado.

Un parón inesperado, pero del que Márquez ya anda totalmente recuperado. Su regreso ha sido ilusionante.

Temas

Comentarios

Lea También