Goleadora innata

Andrea Moral, delantera del Cambrils Unió, ha anotado 15 goles en 9 partidos y se ha erigido como una de las grandes figuras de la Primera División

JOHN BUGARIN

Whatsapp
Andrea Moral intenta un remate a portería.FOTO:MARC LIBIANO

Andrea Moral intenta un remate a portería.FOTO:MARC LIBIANO

El primer equipo femenino del Cambrils Unió está firmando una gran primera vuelta, postulándose como uno de los favoritos para lograr el ascenso. Esto es gracias, en gran medida, a las sobresalientes actuaciones de su delantera Andrea Moral. La jugadora ha anotado nada más y nada menos que quince goles en nueve partidos, convirtiéndose en la referencia del equipo y erigiéndose como una de las figuras a seguir en esta Primera División Femenina.

Nació en Barcelona y desde bien pequeña sintió esa pasión por el fútbol. Tuvo sus inicios en el equipo del colegio, donde estuvo bien acompañada por sus primos. Más tarde se apuntó a un equipo mixto de fútbol 7, pero a los 10 años se tuvo que mudar a Cambrils junto a su familia. «Cuando vine aquí empecé a jugar en el parque, donde me vio un entrenador o un ojeador que me quiso fichar para el Cambrils», explica Andrea Moral. Un hecho que facilitó su adaptación a una ciudad nueva y a una vida distinta, ya que le permitió practicar de nuevo ese deporte que tanto ama.

Entró a las filas del club cambrilense en etapa infantil y es donde ha vivido toda su etapa formativa. Al llegar a juvenil de tercer año, decidió dar el salto al fútbol amateur y fichó por el Riudoms, equipo con el que logró un ascenso a Preferente. Un hito que quiere repetir de nuevo, pero esta vez en el Cambrils Unió. «Volví la temporada pasada porque fue el club que me dio la oportunidad de volver a jugar y es algo que no se olvida», comenta Moral. Un sentimiento que pertenencia que se forjó durante su estancia en las categorías inferiores de la entidad cambrilense y que a veces es difícil de conseguir.

El curso 2020-21, el de su reestreno con el club, fue complicado porque «la mayoría de las jugadoras eran de fuera y no podían acudir a los entrenos». En cambio, esta temporada todo pinta mucho mejor. El equipo ocupa actualmente la segunda posición del Grupo 1 de Primera División Femenina, a 5 puntos del líder. Para la delantera, la clave está siendo que «trabajamos muy duro semanalmente, además que tanto dentro como fuera del campo somos una familia y tenemos mucha comunicación, que es algo que se nota mucho».

Moral admite que su registro goleador de este año se está viendo beneficiado por el sistema de juego y por las asistencias de sus compañeras: «Somos 11 jugadoras cada una con su rol y yo tengo que aceptar el mío que es abrir el marcador y meter todos los goles que pueda». La barcelonesa siempre ha tenido un gran olfato goleador, debido en gran parte a su insistencia. Es una delantera ambidiestra, que quiere ser partícipe del juego más allá de rematar balones y que aparece en los momentos que el partido lo requiere. Unas cualidades que destacan también en Messi, su referente: «De pequeña lo veía por la tele y recuerdo que mi familia decía que era muy bajito, y yo no soy muy alta, pero conforme han ido pasando los años siempre ha demostrado ser el mejor».

Andrea Moral siempre aspira a estar en lo alto de la tabla de goleadores, pero no es algo que le obsesione. «Voy pendiente de que mi equipo gana y no de si marco 4 o 5 goles», aclara. Aunque la delantera tiene muy claro que cuantos más consiga anotar, más ayudará al equipo a lograr el soñado ascenso a Preferente.

Temas

Comentarios

Lea También