Deportes FÚTBOL

Entrevista a Dani Vidal: «La exigencia se la pone uno mismo»

El entrenador del Juvenil A del Nàstic pule los últimos detalles antes del inicio de División de Honor este sábado

Jaume Aparicio

Whatsapp
El entrenador del Juvenil A del Nàstic, Dani Vidal, tras la sesión de entrenamiento del martes. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El entrenador del Juvenil A del Nàstic, Dani Vidal, tras la sesión de entrenamiento del martes. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El Juvenil del Nàstic comienza este fin de semana, si no hay más supensiones a causa de la pandemia del Covid-19, la liga de División de Honor Juvenil. El Unió F. Base Jàbac i Terrassa será el primer rival de un subgrupo 3A en el que no figura, ni la Damm CF, ni el FC Barcelona ni el RCD Espanyol. Un debut que será el sábado a las 16.15.

Ha sido una pretemporada atípica. Por las medidas sanitarias especiales y porque llevan desde el 10 de agosto. ¿Mucho tiempo?

Empezamos a entrenar sin saber la fecha de inicio de la liga. Después de estar tanto tiempo parados era más conveniente pasarnos de dos o tres semanas que quedarnos cortos. Por mucho que los jugadores trabajen en casa, entrenar en el campo es distinto y existe mucho riesgo de lesiones musculares. Si hubiéramos empezado más tarde hubiésemos llegado al principio de liga con muchos lesionados. Solo hemos tenido 4 o 5 y han sido pequeñas.

¿No se ha hecho larga?

No. Al principio pensaba que sí, pero hemos estado tanto tiempo parados sin hacer lo que nos gusta, jugar a fútbol, que para nada se nos ha hecho una pretemporada larga. Incluso estos 15 días sin partidos amistosos solo con ir a entrenar he visto alegría en todos. Ayuda que sean chicos humildes y que disfrutan de lo que hacen. Al final, miras atrás y ves que en estos dos meses y medio de pretemporada el equipo ha crecido, se ha conjuntado y a nivel individual están mucho mejor.

¿Qué le parece el formato de la competición?

Nos lo pone más difícil. Porque hay menos partidos y no sabes en qué momento se puede parar la competición. Si ya se ha jugado la primera vuelta y se para, puede que sea decisivo estar arriba para pasar a jugar una u otra fase. Por eso necesitamos sumar desde el principio, conscientes de que las urgencias vendrán antes.

En el subgrupo 3B no está ni Barça, ni Espanyol, ni Damm ni Girona, ¿Os ha tocado el subgrupo fácil?

Fácil no es porque estamos hablando de División de Honor, la máxima categoría juvenil. Es verdad que en el otro grupo están todos los equipos con estructuras profesionales y eso, a nivel de calidad individual de los jugadores, lo hace más fuerte. Nuestro grupo tiene otras particularidades como campos más pequeños.

¿Es momento de la ambición?

A mí me gusta ser ambicioso. Si hay una oportunidad hay que aprovecharla. Si alguna vez tenemos la posibilidad real de jugar la Copa del Rey es este año.

¿Dónde debería estar el Nàstic?

La exigencia se la pone uno mismo. Me gusta marcarme objetivos un poco por encima de los habituales. Si consigo objetivos del mismo calibre que años anteriores no será destacable. No concibo mi trabajo sin eso. Eso sí, hay que ir a corto plazo. Primero el Jábac. Pero no escondo que me gustaría llegar a las últimas jornadas intentando pelear por meternos arriba.

¿Cómo llega el equipo?

Bien. Han sido muchas semanas de trabajo y muy exigente. Una lástima que no pudiéramos jugar los amistosos previstos con los dos equipos amistosos del otro grupo para ver en qué punto estamos, pero creo que estamos en un buen momento tanto colectivo como individual. Con las ideas claras de lo que nos encontraremos en casa y fuera, dos contextos distintos, pero que valen tres puntos igual.

¿Deberá tirar de polivalencia una vez más?

Siempre quiero que mis equipos sean ordenados y competitivos y a partir de aquí, crecer. No creo en un sistema fijo. Trato de adaptarme a los jugadores que tengo y sus momentos de forma. Puedes encontrarte con que tienes a tres centrales en nivel excepcional. Pues aunque juegue con línea de cuatro ya buscaré que jueguen los tres. En casa, quiero ser muy protagonista, rápido y vertical. Sé que muchos equipos nos plantearán repliegues bajos y ordenados así que tendremos que hacer más ataque posicional. Y fuera tenderemos al juego directo y balón parado. La dos cosas tenemos que dominarlas. Quiero un equipo fuerte, sólido que gane las disputas y sepa jugar igual al fútbol directo como el combinativo.

¿El cambio habitual de piezas ha trastocado mucho el bloque?

Tenemos la suerte de que cinco o seis futbolistas que suben con nosotros ya jugaron minutos la temporada pasada, incluso siendo importantes algunos de ellos. Nos sube un bloque parecido al del año pasado, con un pelín más de competencia y fondo de armario. Han llegado tres incorporaciones: Alain (FC Barcelona), Roger (Granollers) y Samu (Sanluqeño) que nos han dado un plus de calidad.

Es el último eslabón del fútbol formativo, ¿cómo calificas el trabajo de la cantera grana?

Es muy bueno. El potencial de los jugadores que salen de nuestra cantera, estando en Segunda B, no es habitual. Salen superpreparados para competir.

Temas

Comentarios

Lea También