El Nàstic y Brugui crecen de la mano en la pretemporada

Fútbol. El conjunto de Seligrat mejora cada partido que pasa. Un equipo aplicado
y trabajado sin balón y que marca la diferencia con su ‘10’ entre líneas

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Brugui marcó por segunda vez en la pretemporada y de manera consecutiva. FOTO:PERE FERRÉ

Brugui marcó por segunda vez en la pretemporada y de manera consecutiva. FOTO:PERE FERRÉ

El Nàstic de Toni Seligrat crece sin parar. Cada puesta en escena del conjunto grana ha dejado unas sensaciones muy positivas al finalizar el encuentro. Más allá de los resultados, que están siendo positivos, los tarraconenses están exhibiendo unas facultades que permiten intuir el hambre y el sentimiento de responsabilidad que tiene la plantilla respecto a una temporada vital para el futuro a corto plazo. Ascender a Segunda B Pro es prácticamente una obligación y pelear por regresar al fútbol profesional una necesidad.

Brillantes sin balón

Una de las facetas del juego que está demostrando tener más dominadas el equipo de Toni Seligrat es el juego defensivo sin balón. El Nàstic repliega con un 4-1-4-1 en bloque bajo en el que no concede grietas al rival. Ayer el Atlético Levante tuvo el balón durante muchas fases del encuentro, pero no encontró resquicios en la muralla grana. Solo pudo marcar en una jugada a balón parado, en la que por cierto se intuía un fuera de juego de un jugador del conjunto azulgrana que participó en el gol.

Pero el Nàstic no es solo un equipo que espera replegado y busca robar y transitar. El conjunto grana también busca al rival en campo contrario cuando cree que el contexto es propicio para ello. Los tarraconenses son agresivos en la presión cuando el rival saca de fondo o lo hace en un saque de banda lateral. Ahí avanza líneas e intenta incomodar la salida ya sea para robar o bien para forzar la disputa en segunda jugada.

Brugui marca diferencias

Brugui está demostrando haber llegado a este curso al mismo nivel o incluso mejor que la temporada pasada en la que fue el mejor jugador del Nàstic. En el costado derecho es un constante incordio para los rivales a los que rompe tanto con el balón como sin él. Un futbolista que se asocia, desborda, tiene último pase y ahora parece querer aumentar sus cifras goleadoras, ya que suma dos goles en los dos últimos partidos y la fe con la que llega al área es todavía más punzante.

Dos nuevos debuts

El partido ante el Atlético Levante también dejó el debut de Álex Quintanilla y Feras. El central vasco demostró su poderío defensivo, aunque dejó dudas con balón. Algo normal, puesto que apenas llevaba un par de entrenamientos con sus compañeros. El otro debutante fue el jugador saudí, Feras, que sorprendió con su desparpajo en el interior e incluso estuvo a punto de marcar el gol de la victoria en un disparo cruzado que pasó cerca del palo largo del portero.

Grifell, sorpresa positiva

El defensa centra que llegó para jugar en la Pobla este verano procedente del Igualada está en dinámica de primer equipo y lo cierto es que no ha desentonado para nada en los partidos que disputado con la zamarra del Nàstic. Un central solvente, fuerte en la marca y que está gustando a Seligrat.

Temas

Comentarios

Lea También