Édgar y Carbia, el dúo goleador del Nàstic

Los jugadores refrendan la conexión que forjaron en Reus durante cuatro años

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Édgar Hernández y Fran Carbia durante el partido contra el Castellón. Nàstic

Édgar Hernández y Fran Carbia durante el partido contra el Castellón. Nàstic

Édgar Hernández y Fran Carbia se han erigido como la pareja goleadora del Nàstic en este tramo inicial de temporada. El conjunto grana depende en cierta medida de ambos a la hora de hincar el colmillo en el rival. Ambos comparten esa relación innata con el gol que les permite ser diferenciales en los metros finales. Por eso no es casualidad que cinco de los ocho goles que ha marcado el equipo de Raül Agné hayan llegado desde la botas de estos dos futbolistas. El último fue el del delantero de Gavà para rescatar un punto en Castalia. Un gol de killer en el que definió al primer toque y con la frialdad que le caracteriza. Édgar en estado puro, no hay más.

La relación de los dos máximos referentes ofensivos del Nàstic no se entiende solo desde dentro del terreno de juego. Ambos mantienen ese feeling también fuera del verde. Se respetan y se admiran mutuamente y comparten ese vínculo irrompible de haber compartido ya cuatro años de vestuario en un pasado. Fue en el extinto CF Reus en el que formaron parte de una bonita obra futbolística en la que lograron ser piezas valiosas en aquel proyecto rojinegro con el que lograron un ascenso a Segunda División y ganarse el respeto de todo el fútbol profesional hasta cuando el fin estaba cerca.

Fueron cuatro años bonitos en los que Fran y Édgar forjaron una amistad y una relación sólida sobre el tapete. Allí llegaron a jugar de memoria con unos automatismos que se habían generado con el paso de los años. Da igual si Fran jugaba en banda o le acompaña en la punta del ataque, ambos siempre lograban marcar diferencias. De hecho siempre han sido dos futbolistas con unas características ideales para mezclar en el frente ofensivo. Édgar Hernández domina el cuerpeo para fijar centrales, mientras que Fran Carbia se ha convertido con el paso de los años en un detector de espacios. Ataca al lugar y en el momento preciso.

En esas cuatro temporadas en las que coincidieron como rojinegros, Édgar y Fran siempre lograron una buena cuantía goleadora, a excepción del último año en el que el de Gavà no marcó y el tarraconense solo pudo marcar dos goles. Sin embargo, en el debut de los rojinegros en Segunda División, ambos acumularon 9 goles, siete de ellos fueron de un Fran Carbia que explotó como nunca ese curso y los otros dos fueron de un Édgar Hernández que no fue titular en la mayoría de partidos por la presencia de Máyor.

No obstante, el mejor año goleador de ambos jugadores fue en la temporada 2015/2016, la del ascenso del CF Reus. Allí la conexión alcanzó su máximo nivel y la dupla se disparó hasta los 16 goles. Édgar Hernández logró 12 tantos y Fran Carbia consiguió marcar los otros cuatro goles. Ya avisaron de esa conexión en su primer año juntos en la que lograron 10 dianas, consiguiendo seis el de Gavà y cuatro el tarraconense.

Este año de momento acumulan cinco goles en las primeras ocho jornadas de campeonato y ya han superado los registros de su último año juntos en tierras reusenses. Ahora el reto es superar los nueve tantos de la 2016/2017, aunque lo cierto es que van camino de ello. Para que se hagan una idea, a estas alturas de temporada nunca habían conseguido unas cifran tan positivas juntos. Lo máximo fueron los tres goles que sumaron en la 2016/2017.

Temas

Comentarios

Lea También