El reusense Òscar Vilanova rinde homenaje al músico Litus

Cine. El joven de 20 años elabora un documental sobre la figura del barcelonés, voz de la banda del programa de Andreu Buenafuente 'Late Motiv'

Marc Libiano

Whatsapp
vilanova.jpg

vilanova.jpg

Con sólo 20 años y uno de residencia en Madrid, el reusense Òscar Vilanova nutre su inquietud por el cine a través de un documental que elabora sobre la trayectoria de Litus, voz y uno de los músicos más emblemáticos del programa de Andreu Buenafuente Late Motiv, aunque con una trayectoria consolidada a sus espaldas. Y es que Carlos Ruiz Bosch (Terrassa, 1979) no solamente se ha dedicado a tocar la guitarra y a componer sus propias canciones, también ha degustado el sabor del teatro. No en vano se convirtió en el alma máter de Lehman Trilogy, una obra que desengrana todo el proceso de la crisis, direccionada por Sergio Peris. 

«Yo era ese tío que canta y que nadie escucha», ha confesado en alguna ocasión Litus, en referencia a su anonimato, a pesar de esa polivalencia cultural y creativa que posee. De ahí que Òscar Vilanova se haya empeñado en homenajear su carrera con un documental joven, aunque repleto de entusiasmo. «A Litus ya le conocía porque había visitado el plató de Late Motiv en varias ocasiones para un trabajo que debía realizar. Cuando le comenté lo del documental estuvo encantado con la idea», reflexiona este reusense de toda la vida, tal y como se define.

Vilanova exhibe claramente el propósito de su producción. «Quiero dar a conocer la carrera de Litus desde todos sus ámbitos. Todo el mundo conoce su papel como músico de Late Motiv, pero en su vida cultural existen otras muchas facetas que no se conocen tanto». El precoz productor y documentalista se encuentra en la fase de montaje de ese documental que todavía no tiene fecha de publicación, aunque el desafío es «presentarlo en Madrid y Barcelona. Me gustaría mucho para darle un gran calado y significado».

Òscar convive en la capital de España, donde experimenta un curso de dirección de cine, el segundo que realiza para complementar su formación. Ha dedicado gran parte del documento en ensalzar la carrera de Litus durante sus 10 años de labor en Madrid. En el rodaje han participado varios personajes de postín a nivel artístico como los solistas musicales Ismael Serrano y Coque Malla, la actriz Andrea Guasch o el rapero Arkano, entre otros. «Me dan una visión original sobre el significado de Litus», reflexiona.

El polifacético Carles Ruiz ha dignificado el arte desde un punto de vista discreto, sin armar demasiado alboroto y solo con el contenido como principal fuente de ocupación. Para dar a conocer toda su obra aparecen talentos como Òscar Vilanova, que termina de perfilar el proyecto con el lenguaje visual que requiere el montaje. Esa juventud que atesora le permite desarrollar la labor desde un prisma desenfadado y ambicioso.

También con residencia en Madrid, Litus ha chocado con la curiosidad vital de Òscar Vilanova, el RTV (reusenc de tota la vida) que desea hacerse un hueco en el ecosistema del rodaje y de la inspiración cineasta. La figura del músico y la capacidad e ingenio del director se funden para una creación que promete emociones fuertes. Por lo menos eso espera Vilanova, que se enfrenta a uno de sus primeros grandes retos detrás de las cámaras.

Después de un año de rodaje y de control de los detalles, el documental ya toca la luz con la magia de un reusense y la riqueza cultural de un barcelonés.

Temas

Comentarios

Lea También