Costa Salou

Vigilancia en Salou para evitar ocupaciones en las viviendas que se derribarán

Las obras de canalización del barranco de Barenys arrancarán el lunes con la demolición de los inmuebles expropiados

Francesc Joan

Whatsapp
Este edificio esquinero del Passeig Miramar y la calle Barenys es uno de los que será derribado a partir del lunes. 
foto: pere ferré

Este edificio esquinero del Passeig Miramar y la calle Barenys es uno de los que será derribado a partir del lunes. 
foto: pere ferré

Este lunes 24 de enero es la fecha finalmente fijada para el inicio oficial de las obras de canalización del barranco de Barenys de Salou. Un proyecto muy esperado en el barrio de la Salut que debe poner fin a las habituales inundaciones que se producen en esta zona, situada entre el Paseig Miramar y la antigua vía férrea, cuando hay lluvias intensas en la cabecera del barranco en Reus.

Para evitar cualquier contratiempo de última hora la Agència Catalana de l’Aigua, responsable de las obras, ha contratado los servicios de una empresa de seguridad privada con el objetivo de evitar ocupaciones, en las 29 viviendas ya expropiadas que debe ser derribadas. Se trata de dos chalets y distintos apartamentos y pisos. La mayoría están tapiados desde después del verano.

Las obras son tan esperadas que se ha convocado un acto oficial para el lunes al que asistirán, entre otros, la delegada del Govern de la Generalitat en Tarragona, Teresa Pallarés; el alcalde de Salou, Pere Granados, así como distintos integrantes de la corporación municipal; el director de la Agència Catalana de l’Aigua, Samuel Reyes, y representantes de los vecinos.

Un proyecto de 9,2 millones

El proyecto de la canalización del Barranc de Barenys de Salou fue licitado por Infraestructures.cat y adjudicado el pasado 28 de septiembre por 9,2 millones de euros (incluyendo el IVA) en dos lotes distintos: la canalización del tramo final (desde la vía del tren hacia el mar) y la zona de laminación para reducir la fuerza del agua en su recorrido por encima del Vial del Cavet.

El lote principal, el que debe canalizar el tramo urbano del barranco, se ha adjudicado a la empresa Lantània y el segundo, el que debe laminar, a la empresa Copcisa. Ambas tendrán un plazo de ejecución de los trabajos de 18 meses, una vez se haga el replanteamiento.

Con los plazos fijados en la propia licitación está previsto que la obra esté completamente acabada a lo largo del tercer trimestre del año 2023, ya que ambas actuaciones podrán realizarse en paralelo.

El lote 1 se centra en los cajones que van por debajo de la calle Barenys, que contendrán las aguas, y abarca desde la zona del ferrocarril hasta en el mar. Son cuatro, más uno que ya existe. Fue adjudicado por 5.474.009 euros (IVA incluido).

El lote 2 consiste en el encauzamiento a cielo abierto e integra toda la canalización, entre la línea del ferrocarril y el Vial de Cavet. En este caso los mencionados trabajos fueron adjudicados por 3.810.863 euros (IVA incluido).

Temas

Comentarios

Lea También