Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vídeo: El instituto Andreu Nin de El Vendrell ultima su vehículo para el Kart Academy

Los alumnos han de diseñar un kart con el competirán en el Circuit de Catalunya

José M. Baselga

Whatsapp
Alumnos en el taller del instituto Andreu Nin.

Alumnos en el taller del instituto Andreu Nin.

«Una cosa es el plano y otra la prueba. A cada error aprendemos», explica uno de los estudiantes del instituto Andreu Nin de El Vendrell que preparan un kart para intentar revalidar la victoria en el Kart Academy que ya lograron el pasado año.

«Es el ensayo-error. Un libro no enseña lo que vemos en el taller y en la pista. Por eso si algo no funciona como esperamos procuramos analizar, aprender, y buscar una solución».

Diseño
Ante los ordenadores, el equipo de diseño intenta precisar al milímetro. Porque de un milímetro  depende la durabilidad de  una pieza. O que tenga margen de dilatación debido al calentamiento que provoca la fricción y la resistencia.

El trabajo de diseño es esencial.

En el taller, los mecánicos convierten los planos en realidad. Y recomiendan a los del equipo de diseño las condiciones a tener en cuenta en base al comportamiento de los equipos en su funcionamiento real.

Automoción
Los alumnos de grado superior y medio en Automoción y Mantenimiento de Vehículos en el instituto Andreu Nin de El Vendrell, trabajan para preparar las competiciones en las que participan el próximo mes. 

Los de segundo del grado superior deben diseñar y construir un kart eléctrico con el que competirán en el Circuit de Catalunya en la segunda edición del Kart Academy el próximo 25 de junio frente a otros institutos de toda Catalunya.

Miembros del equipo del instituto Andreu Niun.

La creación de un vehículo para el Kart Academy va más allá de la prueba. Supone un aprendizaje de los sistemas de trabajo de las marcas que lanzan sus modelos en el mercado. Porque además de la demostración en la pista los equipos deberán hacer una exposición de lo trabajado y la verificación del material, en lo que es una auténtica estructura de equipo, incluso buscando financiación fuera del centro educativo.

Haber ganado el pasado año superando incluso a institutos como el de la Seat supone todo un reto. Por ello trabajan en mejorar el modelo del pasado curso. En el circuito el vehículo es sometido a pruebas de dinámica, aceleración, frenada, estabilidad o agilidad.... «Hemos de calcular la potencia, el consumo para poder completar todas las pruebas, la resistencia.... La competición exige una formación muy intensa», explica Marc Palacios, alumno de segundo del Grado superior de Automoción del INS Andreu Nin, donde se ha formado el equipo AN Racing.

Mira cómo fue el pasado año con el kart del Andreu Nin:

En el equipo cada miembro juega un papel similar al del engranaje del motor que han creado. Todo ha de encajar. Incluso la preparación del box que tendrán en el circuito para que esté todo a punto en el caso de resolver un imprevisto o una avería.

Por su parte los alumnos de primer curso participarán en el Electrocat representando a Tarragona, a petición de los organizadores de la competición. También deben diseñar un vehículo teniendo en cuenta desde la suspensión al sistema de frenado, fuentes de alimentación, iluminación... un chasis para montar un motor eléctrico, siguiendo las exigencias del mercado.

Temas

Comentarios

Lea También