Trabajadores y dirección de Saint-Gobain negocian una solución a los despidos y al bloqueo de Bellvei

El comité reclama la retirada del ERO y la empresa afirma que no se puede continuar asumiendo el piquete del polígono

ACN

Whatsapp
La mediación entre trabajadores y dirección de Saint Gobain hoy en el Departament de Treball. FOTO: ACN

La mediación entre trabajadores y dirección de Saint Gobain hoy en el Departament de Treball. FOTO: ACN

Los trabajadores y la dirección de Saint-Gobain están reunidos en los Serveis Territorials del Departament de Treball para tratar de encontrar una solución al conflicto laboral abierto tras la decisión del grupo francés de cerrar el horno de la división Glass y despedir 122 personas en el Arboç (Baix Penedès). El secretario de Treball,  Josep Ginesta, y el director general de Relacions Laborals, Enric Vinaixa, han encabezado la comitiva de la Generalitat, que ha comenzado reuniéndose por separado con las dos partes. Antes de entrar, los miembros del comité de empresa han reclamado la retirada de Expedient de Regulació d'Ocupació (ERO) y garantías para la viabilidad y continuidad de la otra división de la empresa, Sekurit.

Fuentes de la empresa han puesto como condición imprescindible para avanzar en la negociación el levantamiento del bloqueo del centro logístico del grupo en Bellvei, que hace más de una semana que dura y amenaza el suministro a empresas como Mercedes o Ford.

Un trabajador de Saint-Gobain: "la empresa nos está engañando y humillando"

Juan José Sarmiento hace 21 años que trabaja a la división Glass de la fábrica de Saint-Gobain en l'Arboç (Baix Penedès). Este domingo por la mañana ha formado parte del grupo de piquetes que se mantiene a la puerta del centro logístico de la multinacional al polígono de Bellvei.

El fabricante de vidrio para la automoción anunció a finales de agosto el cierre de división Glass argumentando que el horno estaba llegando al fin de su vida útil. Desde entonces, la plantilla inició un ciclo de protestas, y ahora hace más de 10 días que bloquean las naves de almacenamiento que la compañía tiene en el polígono industrial de Bellvei.

Los trabajadores argumentan que los vados en los accesos de los almacenes no son legales -no están registrados en el Ayuntamiento- y aseguran que por ello han podido aparcar sus vehículos particulares impidiendo el acceso de los camiones para cargar material.

Temas

Comentarios

Lea También