Sospechas de «intereses especulativos» detrás de la Estación de Cambrils

La Plataforma Conservem l’Estació de Cambrils vuelve a defender que el edificio tiene valor «histórico y patrimonial»

CRISTINA SIERRA

Whatsapp
La conservación del antiguo edificio ha dividido a la ciudadanía. FOTO: ALBA MARINÉ

La conservación del antiguo edificio ha dividido a la ciudadanía. FOTO: ALBA MARINÉ

La Plataforma Conservem l’Estació de Cambrils ha vuelto a mostrar su disconformidad con la decisión del gobierno municipal de derribar el antiguo edificio. La entidad ha enviado un comunicado para mostrar su «absoluta estupefacción» con las últimas declaraciones del concejal de Urbanisme, Enric Daza-, que hace unos días confirmó que se incluiría una partida en el presupuesto de 2022 para demoler el inmueble y que se estaba trabajando en un proyecto que contempla una plaza de estilo veneciano y un nuevo equipamiento municipal.

«¿Cómo es posible que un concejal que durante la campaña electoral defendió la conservación del edificio, de 1865, ahora se muestre tan beligerante con su derribo?», se pregunta el colectivo impulsado por la Associació de Veïns del barri de l’Estació y el Casal Popular de Cambrils.

En el comunicado la entidad se muestra muy crítica con el edil de Urbanisme. «Entre tantas de sus inconcreciones, asegura que delante la Estació hay un espacio muy ancho para poder hacer esta conexión entre los dos paseos. De esta manera nos confirma que se puede conservar el edificio y conectar los paseos como defendemos desde la Plataforma y hemos demostrado con un anteproyecto realizado por un reconocido despacho de urbanistas. Resulta una aberración que el señor Daza afirme que el derribo de un edificio histórico comporte la creación de un espacio ‘sostenible’, cosa que nos confirma un total desconocimiento del concepto que utiliza», señala.

Asimismo, referente a las declaraciones del edil de la voluntad de conservar alguno de los elementos del actual edificio, la agrupación pide saber a qué se refiere, si es «un billete de tren» o qué será.

La Plataforma también asegura que el POUM, el plan urbanístico que el gobierno local quiere cumplir a rajatabla, contempla la construcción de dos equipamientos más que, «como mínimo, serán de una planta baja más dos plantas», como afirma la entidad. «¿Estos dos edificios no taparán la vista al mar? ¿Y la Estació que solo es de una planta baja, sí? El señor Daza demuestra un total desconocimiento del POUM del cual se muestra un defensor», dice el colectivo, que añade que la Estació figura en el catálogo de patrimonio de la Direcció General del Patrimoni Cultural de la Generalitat, por lo que se le da una «singuralidad histórica y patrimonial».

En unas declaraciones a Revista Cambrils, el concejal de Urbanisme apuntó que la inversión para conservar el edificio se situaba en unos 450.000 euros, una cifra a la que también se refiere la Plataforma. «Consideramos que se debería hacer público este estudio para demostrar su rigurosidad. ¿Han visitado el interior de todo el edificio para poder hacer este estudio y asegurar que está en mal estado de conservación?», se pregunta la entidad, que manifiesta que según la Direcció General del Patrimono Cultural el grado de conservación es «medio».

El coste de la demolición

Otra de las cuestiones es que el coste de la demolición debería correr a cargo de Adif y no de los cambrilenses, una petición que en el último pleno también hizo Junts per Cambrils. «No solo incurrirá en un ataque al patrimonio sino que además nos lo hará pagar a toda la ciudadanía», afirma. La Plataforma considera que detrás puede haber «intereses especulativos» y, por ello, reivindica «el empoderamiento de la ciudadanía en reclamar espacios urbanos singulares que nos identifiquen y de que de verdad estén pensados para la dinamización de los barrios y de sus vecinos», concluye el comunicado.

Temas

Comentarios

Lea También