«Por fin está operativa la estación de Salou»

Desde hace 9 meses, las obras están acabadas pero no fue hasta el sábado pasado cuando abrió el edificio provisional. Los usuarios han mostrado su satisfacción

Eduard Castaño

Whatsapp
Varios usuarios, sacando ayer billete en una de las máquinas expendedoras del interior del edificio.

Varios usuarios, sacando ayer billete en una de las máquinas expendedoras del interior del edificio.

Hace ocho días que abrió la instalación de la estación provisional de Salou-PortAventura y esta primera semana ya ha dejado el sentir de los usuarios del recién inaugurado equipamiento. Aún estamos a meses de que se construya la definitiva, pero el Diari ha querido constatar de primera mano qué piensan los viajeros que emplean el recinto, ya sea para sacar billetes, cobijarse del frío o calor, pedir información o simplemente ir a los lavabos (que hasta ahora eran váteres portátiles). Otro tema es el de la frecuencia de trenes.

En conjunto, los usuarios se muestran satisfechos de este paso que ha supuesto la apertura. La instalación cuenta, además, con un servicio de auxilio de venta del que se encargan dos personas en sendos turnos y que cubre un horario de 6.30 horas de la mañana a 22.30. «Siempre es bueno que haya alguien a quien preguntarle. Yo, por ejemplo, lo he hecho para saber si tengo que hacer transbordo en Tarragona para ir a Barcelona. Pero me alegro que por fin esté operativa», explica Luis, un salouense que viaja a menudo por motivos de trabajo.

«Yo creo que falta alguna indicación para llegar hasta la estación», se queja otro visitante que salía de PortAventura en busca de la terminal ferroviaria.

«La única pega: el aparcamiento»
En cualquier caso, lo que queda patente es que la estación tiene más vida desde que reabriera PortAventura hace ya unos meses. «Está más concurrida y se nota que todavía no hemos llegado a la época invernal. Tiempo atrás aquí no había casi ni un alma y no te digo con el frío que hacía... Por lo menos, ahora tendremos donde atecharnos cuando llueva o resguardarnos cuando haga frío. ¡A ver si hacen pronto la estación definitiva!» exclamaba Oriol Subirats, que es asiduo del tren por no coger el coche. «Es mucho más cómodo», señala Pilar, quien le encuentra una única pega a la actual situación: «el aparcamiento para los coches deja mucho que desear. Si vienes a esperar a alguien o si tienes que dejar el coche aquí porque coges el tren, esto está muy mal. Y si tienes que dejar el coche aparcado lejos... ya me dirás. Es el único inconveniente que le veo. El resto, para mí ha quedado bien».

El movimiento en la estación provisional se produce especialmente por las tardes, con la llegada de viajeros procedentes de Barcelona que regresan del trabajo o de los estudios a Salou y de quienes salen de PortAventura para regresar a sus domicilios.

«Yo vivo en Altafulla y vengo en tren al parque», comenta Anita Martínez, que recuerda que «es mucho más cómoda y segura esta estación interior, aunque sea provisional, con empleados que te ayudan en cualquier consulta, como horarios y demás. Da otra sensación el poder sacar el tícket desde el interior del prefabricado que hacerlo en el exterior».

El edificio prefabricado
Estas instalaciones provisionales disponen de un edificio prefabricado que se halla situado en el exterior del andén (Avinguda Joan Fuster) y un nuevo acceso, próximo al edificio, que consta de una escalera y una rampa. En cuanto al edificio, tiene una superficie de 167,9 metros cuadrados, repartidos en una planta  rectangular de 26,65 metros de longitud, 6,30 metros de anchura y una altura interior de 2,75. Está compuesto por nueve módulos prefabricados  ensamblados.  El vestíbulo principal cuenta con 61,6 metros cuadrados, y en que se puede encontrar la zona de espera para viajeros (con las actuales restricciones en los asientos por el tema del Covid-19), máquinas de autoventa y cancelación de billetes, además de máquinas de vending. A ello hay que sumar que Adif también ha habilitado dos aseos de 6,5 metros cuadrados cada uno y que están adaptados para personas de movilidad reducida, disponiendo además de cambiadores de bebés.

Así, han desaparecido también las vallas exteriores que permitían el acceso el edificio y que «daban muy mala imagen», según entiende Joaquín Alcaraz. «Mucha gente pasaba por aquí y creía que la estación estaba cerrada y no funcionaba. Lo sé porque me lo habían preguntado algunos», incide y elogia que «al menos, cuando sales o llegas tienes un lugar donde sacar los billetes o ir al lavabo y poder lavarte las manos. No es muy grande pero mucho mejor de lo que teníamos antes».

«Pequeña para lo que es Salou»
Una de las pocas críticas hacía referencia a su tamaño. «Es una estación muy pequeña para lo que representan PortAventura y Salou. Deberían tener una estación más grande porque supondría también más comodidad para los turistas y viajeros. Aunque si me dices que es provisional... Al menos se puede ir a unos lavabos que están limpios y aquí dentro se pueden sacar los billetes», argumenta Martin Harrison, un británico que ha venido a pasar unos días en el parque por el atractivo de Halloween.

Mientras se adjudica y construye la estación definitiva de Salou, que espera obtener fondos financieros de los Next Generation de la Unión Europea para sufragar parte del importe previsto, los usuarios ven con buenos ojos la situación provisional actual. Valoraciones mejores respecto a meses y semanas atrás, cuando mostraban su descontento, al igual que lo hizo el Ayuntamiento. Pero esperan que sea transitorio, hasta la estación definitiva. 

Temas

Comentarios

Lea También