Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pelos, barbas, uñas y bigotes solidarios

CrónicaCambrils acogió la 4ª edición de
‘Deixa’t prendre el pèl’ para luchar contra las enfermedades neurodegenerativas

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Un niña muestra su satisfacción mientras una peluquera le hace un corte de pelo. FOTO: ALBA MARINÉ

Un niña muestra su satisfacción mientras una peluquera le hace un corte de pelo. FOTO: ALBA MARINÉ

Cientos de personas hicieron cola ayer para cortarse el pelo por una buena causa: recaudar fondos en favor de la asociación ENACH, dedicada a las enfermedades neurodegenerativas.

Eran las diez de la mañana y el Passeig Marítim de Cambrils empezó a convertirse en un salón de belleza, con sus 25 paradas para barbería y peluquería y otras tres para manicura. Y eso sin contar con las dos destinadas a comer y beber, faceta ésta última que fue necesaria por el excelente tiempo climatológico y el calor que vivió la localidad.

La mañana arrancó con las primeras colas, que llegaron a ser notables, para arreglarse pelos, barbas, bigotes o hacerse la manicura. Pero lo mejor, las colas eran para ser solidarios. «Sí, he venido a retocarme un poco el pelo. Pero no es lo más importante. Lo destacado es que cada uno pongamos nuestro granito de arena para ayudar por esta buena causa», explicaba Joan antes de que le pasaran la tijera por una cabellera ya reducida.

Y es que ‘dejarse tomar el pelo’ fue lo de menos. Con unos precios muy asequibles (cortar, 8 euros; degradado, 16; peinado, 8 y manicura, otros 8) todo el mundo tuvo la ocasión de salir más guapo y mejor peinado. Pero lo que es seguro es que todos salieron más satisfechos por su colaboración en una buena causa.

Hasta Cambrils se acercaron peluqueros de las localidades vecinas. Llegaron de Tarragona, Reus, Valls, Torredembarra o Llorenç del Penedès, además de los locales, que jugaban en casa. De más lejos se desplazaron otros de Arroyomolinos (Madrid), Alcorcón, Alcoy, Alzira, Alcarràs, León, Palma de Mallorca, Valencia, Sant Boi, Barcelona, Parets, Vilanova del Camí, Ripollet, Caldes de Montbui o El Prat, por ejemplo.

Mientras, la matinal era un espectáculo, tanto en cada una de las carpas como lo que ocurría en pleno paseo, con gente bailando y disfrutando al ritmo de ABBA o Dire Straits con canciones interpretadas en directo por una cantante. «Seguimos con los sorteos», gritaba el speaker mientras pedía voluntarios para sacar números y regalar diferentes productos de cosmética o capas de peluquería. Rocío, del establecimiento Low Cost by Maria Anton, aseguraba mientras cortaba el pelo a una niña que «hoy las estrellas son los hombres. Son ellos los que piden más cortes de pelo», aunque «también hay alguna mujer que ha pedido el rasurado con la típica raya».

Todos los asistentes, grandes y pequeños, eran conscientes de porqué estaban allí. Y Javi Torrente, uno de los impulsores de la iniciativa, recordaba que «la iniciativa es de la gente, de los barberos y de los patrocinadores». Quiso dar las gracias a todos, incluso a los que habían hecho «un esfuerzo por viajar desde tan lejos con la meteorología de los últimos días. También a los que no han podido venir por esa misma razón». La motivación era buena. Porque, como dice el eslogan de ENACH, «no estamos para hacer lo posible. Estamos para hacerlo posible».

Comentarios

Lea También